viernes, 28 de marzo de 2008

a veces, la belleza






1.
un acto lúdico
desafío
un embate entre ambas muertes
la de no ser
la de haber sido
y la voz y la figura
hilo/oscuro/espalda/hambre
deslizándose
quieta
por el costado
suave
como una larva
bajo tierra

2.
un minuto de silencio
por favor
no importa la llama
ascendiendo amorosa la cortina
ni el telón
ni el público espeso/obnubilado

un minuto
de silencio
por favor

he de animar el espacio
con alguna imagen trascendente

aún no puedo

aceleremos
por favor
aceleremos

caigamos la luz como en el rayo

3.
no sé el protocolo
el parlamento
la forma de hacer o deshacer
las desconozco
solo hiero por el hierro
por el rojo
por el absoluto placer de seducirnos
con un collar de espinas en la lengua

ninguna cualquiera es tan cualquiera
nadie como vos para entallarme
o quebrar mi espalda con sus piernas

es tan procaz
a veces
la belleza

2 comentarios:

paula dijo...

muy bueno, sergio,
un placer pasar por aquí, como siempre.
que tengas una buena semana!

carmen dijo...

y que bello quedarse quieto, en el silencio, escuchando nuestro sentir...

Un abrazo, poeta.