jueves, 30 de agosto de 2007

trip

Imagen: Christian


1.
como si la soledad pudiera pintarse sobre las fachadas
(el calor)
junto a un cansancio amargo golpeteando las sienes
el analgésico masticado y mis manos sobre tu muslo
mientras el viaje se prolonga demasiado
(vos solés preguntarme del infierno
sabés que he visto algunas pesadillas
pero ninguna tan parecida a él como este gesto)


2.
cada vez que un motel
la puerta deslucida al látex/la cama vieja
vos dejando la maleta en una silla
quitándote el vestido para que no se arrugue
quitándome la ropa para que siga en el camino
luego tu boca bajando hasta mi sexo
con mi mano en tus cabellos y esa angustia
honda
tan luctuosamente clavada en mi pecho y mis bolsillos


3.
la verdad es esa mentira que aún suponemos cierta
(¿no he dicho alguna vez esto en otro sitio?)
no se desea
creo
mentir como una forma de ganar algo
no hay forma de ganar algo en este juego
este acontecimiento
este viaje de caracol por el mercado
o la desesperación muda del anciano que
en el parque
desgrana las últimas migajas de sí mismo a los relojes

todos concurrimos a adorar los mismos dioses
viajamos en los mismos trenes
en los mismos aviones de juguete
caemos en la misma humilde tierra
con el mismo aciago gesto de temor
(¿por qué a nosotros dios mío?
¿qué hemos hecho fuera de ser esta humanidad
inclaudicable
exigente
capaz de devorar aún tres mundos?)

por eso me gusta verte en el espejo
allí te retrocedo junto a mí como supuse
allí sos tan de verdad como cualquiera


4.
vos caminás a mi lado
desandás las mismas huellas/mirás los mismos edificios
te deslumbrás con esas luces tan idénticas
casi huellas de la ciudad
casi personas

no me gusta la tristeza pero es cierta
más perdurable que la alegría en su silencio o su sollozo
en sus poemas
en su forma de avanzar lo impostergable
pero tal vez supongas lo contrario y esa es tu verdad
tu temor
tu rotundo ahogo/tu terreno
imposible de disimular con ese cigarrillo que de vez en vez
brilla en tu boca como una amenaza de futuro
aún así
si te apoyase en la pared y mis dedos explorasen tu contorno
si mi mano buscase tu escote
tus pezones
para endurecerlos con el apenas roce de las yemas
me dejarías estar solo y por esa sonrisa del instinto
la efímera alegría que algunos suponen otra muerte


5.
no
no me gustan las paredes desconchadas ni los grifos goteantes
ni las cortinas de plástico verde en el baño
ni los espejos con el nitrato desgajado
como una mancha de rorschach preguntando ¿todavía?
sin determinar como queremos responderle
quizás cortando los eslabones al principio
nomás
de la escalera
también me desagradan los insectos que supongo escondidos
en el húmedo deshacerse de los muros
pero esas son mis cosas
no necesariamente las tuyas o de otro
solo mías
mis pequeñas fobias recurrentes
aunque deberías recordar que me interesa que las sepas
para evitarme momentos en los cuales
el cansancio se exprese como ira

vos
allí
desnuda sobre el cubrecama
acariciándote
mirando sin ver a las paredes
parecés aún invulnerable
pero yo me doy cuenta y tengo miedo

martes, 28 de agosto de 2007

universalia

Imagen: Illusia


1.
un pequeño ruido

leones tal vez
mordisqueando el borde de las sábanas
desde donde cae la noche
en pequeñas gotas
sobre el piso


2.
te contaré de vos esperando que me creas
que detengas la rueca para pensarme
sin la amenaza de cortar el hilo con tus dedos

te contaré de vos porque sos hermosa
y así como contenés en tu piel tanta belleza
así contenés en mí tantas palabras
oraciones
en las cuales te elevás desnuda para que pueda contemplarte


3.
dame una razón para respetar el tiempo
para decir era si fue y no si es todavía
era un día hermoso este día
por ejemplo
o es un día hermoso el que recuerdo
aunque tantos años ya han pasado
que poco a poco olvido sus destellos

no considero al tiempo respetable
suele pervertir la belleza
borrar cosas que jamás tendrían que olvidarnos
por ejemplo
la sonrisa de nuestra madre al mirarnos por vez primera
yo la querría aún en mi recuerdo
o esa sonrisa tuya cuando comenzaste a estar conmigo
en tus caricias nocturnas
cuando tu mano se hacía mía para poder acariciarte

no considero al tiempo respetable
por eso digo las cosas como quiero
después de todo
todo lo que he vivido está conmigo ahora mismo
en esta misma parcela de memoria que algunos dirán alma
y que con este simple gesto deposito entre tus piernas


4.
así en esas mismas aristas/en esa misma historia
donde todos nos creíamos invulnerables
los hábitos se desgarran
se hacen vicio
y luego perjurio o tal vez
una íntima lascivia irrefrenable

pensame desnudo y grácil
o desnudo y tosco
de ambas formas sabrás que te he ansiado
aún cuando la humedad de las paredes amenaza con ahogarme
aún cuando perciba hoscos espíritus fosforescentes
deambulando por detrás de la ventana

pensame
tosco o grácil
de ambas formas yo te ansío
aunque tenga que iluminarme de penumbras


5.
big...
tiembla profundo e incandescente un solo punto crítico
bang...
¿podés imaginar al universo desbocado
comenzando a llenar lo que no existe?
¿podés creer en la creación del propio espacio
a medida que el universo se alimenta?

¿cómo creer que sos cenizas de mil estrellas
si como vos ninguna y sin embargo
de esas mil estrellas provenimos?
corrijo
dicen
que provienes

que provengo

por eso necesito un dios
¿sabés?
porque tengo fe en ser más que un estampido
tengo fe en ser distinto a las estrellas
desde el momento de verte hermosa y perdurable

¿acaso el primer requisito para que dios exista
no es la fe y un milagro?
yo la fe
vos el milagro
dios existe y somos todos
inmunes a la voz de los neutrones

(¿sabés que digo?
que dios existe y que sos mía
no necesito otra explicación del universo
sé que él se desprende de tus manos
por el mismo placer de contemplarte
por eso es la rueca y es el hilo
y esa forma de mirar tan a lo lejos)

Astor Piazzolla - Libertango

necro-pokemon

imagen: Lavreshkin


1.
sin sugerencias
solo mirar uno al otro buscando
procurando
desentrañar razones y esperanzas
luego
con la respuesta bien asida entre los dientes
no nos faltarán terrazas ni patios
tampoco altura


2.
hace calor
un puto calor que ahoga la pintura en las paredes
que ahoga los poros de las piernas
de los brazos
fingiendo una excitación inexistente
ardiendo el cuerpo hasta la cópula


3.
disimular las palabras y el estómago
esconderse de lo inaccesible para evitar el deseo
aunque el deseo sea
como una corriente larga de galápagos
talladas con las garras de un felino


4.
¿están bien atadas tus muñecas?
ayudaré a tu dolor en un principio
luego él correrá
independiente
y volverán a encenderse
las luces de navidad
los ojitos de la virgen en la feria
la estampita fluorescente de los niños
y vos descansarás al fin
mientras lamo tus heridas hasta el hueso

¿acaso no se aman los leopardos?
¿qué establecen nuestros monstruos
sino nuestra forma de querernos?


5.
la mañana es apenas un juego

por una parte hay un calor insoportable
de esos que deforman lo que miras

por otra parte estamos nosotros deformándonos
naciéndonos radioactivos y algo crueles

¿no es hermoso?

¿no es hermoso sentarse en el umbral con un refresco
para hablar de la felicidad de nuestras muertes?

la apuesta no está bien definida
más no quedará nadie que reclame
si la mañana es apenas como un juego

estoy feliz
he avanzado diez casilleros con mi carne
y aún me queda un resto de silencio

domingo, 26 de agosto de 2007

Motion Trio & Bobby McFerrin - The heart

el gesto de ariadna

Imagen: Lilena


1.
en la siguiente

cada paso era una calle que se abría
(no sé si estás acostumbrada a los misterios
pero siento algunos miedos y pregunto)
y al final de la calle tal vez monstruos
tal vez duendes de otros tiempos
tal vez perros
o solo otras nuevas calles nuevamente

en la siguiente

eran tan blancos tus dedos
señalaban de una forma tan perfecta
no podía menos que seguirte
aún con el temblor del miedo por el aire

en la siguiente

y así y así y así siempre
en la siguiente
y yo siguiéndote desnudo
y no solo por la ausencia de costumbres


2.
vos tenías esos ojos
esos exactos ojos de muñeca
tu emoción no estaba en ellos ciertamente
sino en tu forma de moverte
en tus preguntas
en tu manera de decirme que te ibas
o de avisarme que habías regresado

por mi parte solo paciencia y empatía
(jamás me ha molestado abrir la puerta
para permitir el paso de lo hermoso)
cierta tendencia a repetirme los domingos
aunque también los otros días
pero eso y lo anterior ya lo conoces
dada tu intención de comprenderme
aunque jamás pudiste conseguirlo


3.
el aire es solo un niño
juega con tu pelo y tu sonrisa
desprende los botones de tu blusa
como si deseara beber de tus senos
o dormirse
en la cuna tan luna de tu pecho

me gustaba observarte
cuando la niñez del viento pretendía desnudarte
quizás porque mis ojos gozan aún de su indecencia
o por el amor que siento por lo bello
y vos desnuda
eras la más bella lujuria que recuerdo
sensual por la necesidad y urgencia
de tu propia y natural manera de moverte

recuerdo al viento desnudándote
también tu belleza y mi deseo

si no era amor era tan bello
y adicto a dibujarse en la corteza
con esa forma tan adolescente
que jamás quisimos reemplazarlo

pero solo el árbol crece
sin dejar de ser el mismo


4.
en la siguiente esquina
como si todos los laberintos habitaran
la voz del mediodía/ el ruido de los pasos
esos gestos donde todas las ciudades se parecen
y vos señalando los caminos
y yo haciéndote caso
aunque ninguno sabía donde nacer/yacer o contemplarse
alejado de la huérfana humedad de las calderas
de los corazones tan sencillos como brújulas
siempre marchando hacia el olvido

en la siguiente esquina
donde los niños
juegan a la rayuela sobre el muro


5.
finalizaré con un sueño
donde eras todo y nada y también parte

eso es posible solamente
por tu condición de eterna e infinita

fuera de vos no existe nada
y allí parece que te espero
aunque jamás podremos conseguirlo

sin embargo estás y complaciente
aunque no solo por la ausencia de costumbres
que como sabés
no dicen nada

solo y tal vez que esto es un poema
desde el cual me limito a contemplarte

The Jung trio - Old Photograps

revelaciones

Imagen: Illusia

1.
y te encuentro

cada diez segundos nacía uno de los nuestros
pero hasta hoy no alcancé a descubrirte

¿sabes qué significa?

no temo al hongo atómico
ni al hambre
la muerte ha comenzado a ser una anécdota.

cada diez segundos nace uno de los nuestros
y hoy te he visto


2.
detrás y lejos
nos deformaremos hasta la belleza

podemos hacerlo

nuestros cuerpos son la huella de nosotros
nos vamos construyendo al andarnos


3.
siempre estamos

más inexorables aún que el tiempo
más ciertos aún que el tiempo

estamos

tu voz no es solo la palabra
es la curva de tu espalda
tus senos
tus dulces brazos simbolizándome infinito

así vos en las palmas de mis manos
en mi boca
en mis ideas

como si la tierra pudiera sobrevivir dos soles


4.
¿recuerdas el día?

ni un solo relámpago
ni una sola carretera
solo un largo ansiado beso

tu vestido holgado y tan sin fuerzas
la punta de mis dedos lo vencían


5.
respírame
sé que es demasiado
pero sobra el tiempo

detrás del cristal serán cientos
pero los nombres dejaron de importarnos

diremos multitud entonces
al dormirnos

diremos multitud
al despertarnos

y la multitud dirá buen día
y jamás diremos un solo nombre
porque te he buscado con mil distintos
y te encontré y dejaron de importarme

no es soledad
sino nosotros

más allá de la puerta diremos nadie

Rata Blanca - Mujer amante

sábado, 25 de agosto de 2007

La rosa invicta



1.
Rasgué usando mis dedos
un poquito de esa alma que tú encadenaste
porque necesitaba una hoguera
un fuego íntimo que
en lo posible
contuviera imágenes de la niñez y de la adolescencia
antiguas épocas que aún no he vivido.

2.
Algunas mujeres tenían nombre
otras
se llamaban Nadie
y esas eran a las que yo amaba
con el impropio amor de lo efímero
de los tres o cuatro meses
sin alcanzar a prometerles un invierno
o un verano
nuevamente.
Así la palabra sacudía la rosa
mientras iba haciéndose más fuerte
alargando sus espinas para detener el cielo
y poder germinar también ángeles y pájaros.
Como te decía
se llamaban Nadie
y a ellas les amaba
amor
como vos sabés que amo de tres a cuatro
solamente
pero no como sé amar de nueve a nueve
o desde la veintiuna
hasta la mañana
y disculpá si te digo amor
pero no tengo otra manera más propia
de hacerte tan impura
como necesito.


3.
¿Te preguntás porqué la rosa?
Porque es casi una isla
una especie de blindaje para que aquellos fantasmas
o monstruos
o quimeras
no logren empatar con este mundo
para que pierdan el tiempo
contando las heridas en sus bocas
o intentando hacer peldaños con la sangre
pero así
con esa rosa
con esa imagen que muchos creen es la ternura
cuando confunden la sonrisa con el filo.


4.
Para mí la magia es esa
hacer de la lluvia un cielo tímido que desciende
palpando temeroso los ojos
los labios
las veredas
antes de darse cuenta que la tierra jamás comprendería
su esencia de altura e infinito
es hacer que cada sonido sea nuevo
destañir el gong de la campana
descifrándolo como la voz de un dios que nos ha visto
jugando con los recuerdos que ha perdido
es cambiar el tacto de las cosas
no decir te toco sino me derramo
no decir mis dedos sobre tu piel
sino mis dedos haciendo tu piel y descubriéndola
es decir que para mí
es cambiar todo
pero cuidando que nada sea diferente.


5.
La ciudad es una ciudad
el poema es una ciudad
la ciudad es un mundo
el poema es una ciudad que se cree un mundo
el poema puede ser la parte como el todo
o el todo como parte
sin que el poema se traicione o se irrespete
y vos podés decir
que me transferís tu emoción y tus virtudes
cuando yo solo quiero tus pecados y defectos.


6.
Tu cuerpo tiene la amplitud de mi abrazo
y esa carnal extrema esencia que requiero
es decir
que vos tentás mis ambiciones hasta el extremo
me obsesionás de vos
sin darte cuenta
me llenás de banderitas de colores con la palabra libertad y vía libre
me derrumbás manzanas y naranjas en la boca
dejándome azorado y satisfecho
pero afortunadamente
jamás saciado
porque jamás mi tiempo de vos se conduele
ni se cansa ni se hastía
como los relojes
que no pueden cansarse de la razón que los sustenta
y así
amor
podría seguir contándote asuntos
dibujándote agendas donde sos todos los días
todos los días de fiesta
todos los días de asueto
todos los días que tengo y tendré de aquí a mil años
por eso desarañé las telarañas
desvencijé las ventanas volviéndolas absurdas
y descifré los códigos
aún los más sencillos
para poder escribirte en todos ellos.


7.
Después de todo
la rosa es la ternura defendida
es un beso blindado y peligroso
por eso la menciono
por eso la afilo contra el filo de los pájaros
para que también sea la libertad
y lo infinito
defendiendo la libertad y lo infinito al mismo tiempo
es que me cansa
mi amor
suponer indefensa la belleza
que la rosa sea fuerte no la hace menos rosa
sino más duradera
y tan invicta.

Bonnie Tyler - Holding out for a hero

viernes, 24 de agosto de 2007

no todos los cielos son el mismo

Imagen: Kassandra



1.
hay cosas que se leen
que no se explican
y creo que vos deberías saberlo
ya que yo y aún en esta leve borrachera
así lo entiendo
y vos sabés que no me distingo por mis luces
pero claro
dejamos la amenaza allí en el aire
como diciendo que sabés lo que otros saben
pero nadie más entiende lo que dices
sin embargo
me basta con leerte en lo que has dicho
para comprender que tus emociones van cambiando
que lentamente
derivás por un río que no quiero


2.
serás el goce entre tus piernas
aunque no siempre
pero más de una vez
te lo aseguro
serás dedos en tu espalda
un abrazo
de simple manera dado y recibido
y serás también el rencor por el olvido
y la alegría de una nueva bienvenida
pero todo esto
ya lo sabes
¿por qué entonces te lo escribo?
solo para que recordés que así lo entiendo
sin regiones insondables
sin misterios
y no
jamás me atrevería a enamorarme
porque estás tan lejos como el fuego


3.
es de noche y no hay frío
he robado esta señal
pronto se desvanecerá y no me olvides
el silencio puede ser también memoria
y preferiría ser alguna vez un buen recuerdo
así que escuchame
bien
por un momento
luego podés limpiar las sábanas de los gules
y planear un nuevo infierno complaciente


4.
ahora hablaremos de otras cosas
de reyes
calesitas
puertas de oficina/de otros barcos
de como los anzuelos son responsables de la idea
y de como la idea se desprende
sin siquiera darnos un aviso
también podríamos hablar de los principios
o de los futuros anunciados
o de esas mujeres que despiertan
en los brazos de un hombre que no es el mismo
o podriamos hablar de sucedieran
de por si acaso o de también o hubiera sido
pero todo nos llevará al mismo sitio
a mí me dejará
enamorado
en las vertientes de una boca que deseo
a vos te dejará en otra arena
diciéndote que tu responsabilidad es esta lluvia
y de ambos lugares
prefiero este
donde encuentro a esa boca y su caricia


5.
sabés que a mi desnudez solo tienes que pedirla
soy más pervertido que los lirios
sabés que con hablarme conseguirás que yo te escuche
y que una caricia tuya será siempre recibida
aunque me duelan el estómago y la espalda
la orfandad de los hermanos y los dientes
pero sabés como soy
me he anunciado
y mi tarjeta de visita es exhaustiva
por eso deberías conocer mis confesiones
mis días de invierno/mis hastíos
o de como me enamoro y permanezco
en el corazón de esos cuentos que te gustan
pero no me pidas que te mienta
no me auscultes el corazón por la mañana
porque jamás he comulgado con la aurora
ni con el sueño o los pájaros del día
soy y bien lo sabes
esa sombra arrastrándose invencible
en los sitios por la luz desconocidos
soy y seré siempre esa penumbra
circunscripta en la memoria de los vasos

(deja ya de recordarme que amanece
y mi piel me arde de nostalgia
por esa a quien amo y ahora duerme)

no tengo otra historia que esta historia
perdoname que no conozca tus relojes

jueves, 23 de agosto de 2007

Sebastien Schuller - Wolf

insuficiente

Imagen: O.B.


1.
no he jurado una rosa a las visiones
quizás
culpa de los monstruos que tienden a rodearlas
a sumar el perfume y el infierno
o tal vez
porque no creo en las visiones ni en las rosas

(después de todo
la rebelión no es mirar la belleza destrozándose)


2.
existe un miedo
un miedo único
todos los terrores toman de él su forma
todos los horrores de él se desprenden
y bailan bajo la cabeza de la luna
el azul baile de las historias inconclusas

no he de decirte su nombre
ya lo sabés (es suficiente)
ya lo tuviste (y fue suficiente)
y bailaste en el sopor nocturno
debajo de la cabeza de la luna
el baile azul de la sola muerte

como ves
suele resonar por la diáspora de imágenes
por el habitual romanticismo del vencido

(podrías haber triunfado
podrías haber hecho un mañana diferente
pero preferiste cerrar los brazos al vacío)


3.
desnuda en la ventana serías bella
serías otra
aún en la tristeza más profunda
tu desnudez tendría algo de milagro
sería una cierta rebelión
desde la cual tener una visión del mundo diferente
desde la cual el mundo te vería diferente

yo soy de esos tipos a los que dios adora
(por algo nos ha creado a montones)
pero esto si y solo si un dios existe
porque verás
la genialidad no sobrevive
es devorada
a lo vulgar le pertenece la victoria
por eso y como sabés ya somos tantos


4.
¿dónde estarías de no ser por la ventana?
en la penumbra de un pronóstico dudoso
en la fluctuante percepción de alguna lágrima
pero yo te hice allí y te hice hermosa
deberías haberme creído tonto
pero siempre supe tu belleza
pero siempre adiviné que en ambos ojos
las formas coincidían tan exactas
que inútil era intentar el destacarme
y acaso y por eso no me viste


5.
ahora
a tantas millas por lado a tantas eras
a tantas palabras por decir a tantas dichas
no logro recordar ni por ejemplo
la forma de amarme que tenías

y no es por ser lo mismo
no
ni diferente

sé que puse filos en mis cosas
que aquel cuerpo/aquellos ojos/esa boca
no eran el cuerpo ni los ojos ni la boca que ofrecías
aunque y pese al tiempo
tenga esta forma extraña de entenderte
enredada en un recuerdo jamás mío

ya no estás y ya te has ido
ahora y por un tiempo no habrá rosas
ni tortugas de mar ni más visiones
solo un grifo/un cordero/caracolas
y un mundo para vos insuficiente

martes, 21 de agosto de 2007

desangelada visión y luego un ángel



1.
era otro día no este día
debajo del tren se acuclillaban los perros
en los vagones de ganado
ochenta o cien o mil ojos aterrorizados morían de sed
pero debajo estaban los perros
negros perros con la misma antigua sonrisa de vecino
negros perros que comían odio
y uno que escribe acerca de esto
esperando que nadie lo entienda o que
al menos
todo haya sido una sencilla pesadilla sin consecuencias
¿cuántos muros pueden levantarse
con tantos innumerables cráneos?


2.
no se quiere creer en tantos muertos
porque
de la cárcel al cielo en un solo paso
(corrían los años últimos del treinta
jamás llegaron al cuarenta
solo supusieron que quizás llegarían
más hubo una pausa en el camino)
pero también existió una muerte opuesta
porque parece ser que siempre hay dos muertes
una en cada extremo
una muerte para cada odio
y aunque los odios parezcan ser distintos
brotan el mismo trigo sobre el campo
un trigo cuyo pan no puede comerse sin llanto
sin miedo
sin angustia
sin preguntar porqué mamá y papá
no ocupan su sitio en esta mesa


3.
¿cuánto más habrá que morder
antes de darnos cuenta que no sirve?
las bocas de dientes como agujas
suelen desgarrar demasiado y tan inútiles
no logran transformar el agua en vino
no logran cambiar una sola idea
solo pervierten
solo descomponen el camino en cementerios
y así no se llega a ningún lado
solo y tal vez
a otra catástrofe


4.
y será dios quizás
pero si es dios es un dios que no nos sirve
y pregunto si alguien verá en los diarios
a los niños que lloran con la piel encendida
a los niños que parecen jugar con las manos que les faltan
con los dedos robados por el fuego
con la alegría desintegrada del odio
y quizás todo sea nada más que un diablo
jugando a nosotros sobre los giros de este mundo


5.
y sí
te necesito
porque no fuiste vagón de ganado ni perro ni odio
y eso me da fuerzas
aún
para suponer que los mañanas son probables

por eso te ruego que sigás danzando
sobre los cristales que otros han roto
sobre la sangre vertida y la que espera
sobre las imágenes de los diarios
que sigás danzando así desnuda
quitando la desolación de mi cabeza
exorcizando santos y demonios
porque de ambos nada quiero
solo quiero de vos nuestro pecado
y aunque no logre aún la ecuación que nos libere
la seguiré buscando
solo por la pureza casi animal de lo que somos
porque sos en lo que creo
y estamos juntos

“cree en la fuerza Luke
cree en la fuerza”

yo no creo en la fuerza sino solo en tu ternura
y algún día encontraremos la forma de ser muchos



Fabrizio Cantalupo - Three parts of a perfect circle

a ultima fronteira radio



Tuve la agradable sorpresa de que en el programa A ultima fronteira han leído algunos de mis poemas (la casa del sol, por ejemplo). Este programa radial se emite por la emisora de FM Canal Tea, de Ponteareas, Galicia (y quiénes vivan en esta ciudad o en el sur de la provincia de Pontevedra pueden sintonizarla en el 98.4 del dial, el programa se emite en abierto los sábados por la noche y son dos programas seguidos, uno dedicado al cine desde su punto de vista que empieza a las 19.15 y al finalizar comienza el de música que es el que conozco.) . Como supondrán este tipo de cosas suelen, además de darle vitaminas al ego, tocar hondamente mi sensibilidad y me hacen persistir en este hábito de escribir del que soy adicto desde los 12 años.

Roberto Vales, uno de los conductores del programa es el responsable de esto y desde ya le agradezco el gesto desde lo profundo de mi alma y quedo a su disposición para lo que necesite.

También destaco el programa que realizan con voces cálidas y agradables, donde es posible escuchar obras de autores pocos frecuentes, que dentro de lo que se conoce como música electrónica desarrollan el ambient, la música instrumental contemporánea, el chillout, etc.

Más allá de sus casi 200 emisiones (cumplen en pocas semanas así que deberíamos ir tramitando un vale especial para que nos toque una copa de cava) siguen trabajando con una perceptible alegría y un profundo cariño que provoca que el oyente disfrute el programa de una manera completa, desempolvándose la espalda de los problemas de la semana y gozando de un tiempo de verdadera paz.

Como ya he mencionado, quienes viven en Pontearas o en el sur de Pontevedra pueden sintonizarla en el 98.4 del dial y quienes no vivan por allí pueden escucharlos directamente desde su página en la red haciendo click aquí o en el link que figura entre mis sitios recomendados, donde difunden el programa emitido con una completa información del play list (lista de temas) y les aseguro que vale la pena desenchufarse unas horitas para escucharlos en su totalidad.

(Y no aconsejo escuchar solo el último sino todos los emitidos hasta ahora y sé que los habituales a este blog me agradecerán este consejo.)

Bryan Ferry - Don't stop the dance

domingo, 19 de agosto de 2007

días quietos


1.
casi desde el sur
un río de putas y borrachos
consume las ventajas de estar vivo
(enciéndeme otro cigarrillo
la tarde es breve
a tantos años de la historia)
mientras tanto y a la vez te voy contando
los dedos que no trabajan en la rueca


2.
porque todos nos dolemos
porque a veces
nos hacemos a un lado para vernos
y se teme algo que más que la distancia
sin embargo
deberíamos ver ese gesto como una forma
de no poder creer en nuestra suerte


3.
(pedacitos de puntas de cuchillo en la espalda
entre las sábanas
en cada uno de los rincones protectores
en el cristal de la ventana
en la receta del jarabe de la abuela
y en esas otras cosas que aún no conocemos)


4.
no podés decir que no te espero
(no dejo de mirarte
no puedo ni quiero dejar de mirarte
no puedo ni quiero evitar que vos
me mires
como lo haces siempre
a la mitad de la esperanza y de los miedos)
no podrías tampoco decir
que no intento alcanzarte
que no te abrazo
que no te sostengo entre mis dedos y te aspiro
hondo
tan hondo y lleno
como los vasos que bebimos entre risas
antes que el primer cristal entrara en la garganta


5.
suelen ser
los días quietos
una mezcla de inconveniencia pegajosa
con descuidos estúpidos
respuestas incómodas
y cada uno de los rayos rotos en las ruedas
(pequeñas varillas que ni atrapan ya el aire)
golpean la calle resonando tan lejos
como la fe que deshabita las iglesias
como sillas vacías al quebrarse
o como aquellos cuentos de final incierto
tan de moda
tan de pocas sonrisas que te asustas
y vos que solías entenderme
no lográs hacerlo en los días quietos
en este día
en el cual hasta el aire parece ahogarse
en un silencio que es tanto demasiado como insuficiente
para decirte como y de verdad te amo tanto

Katie Melua - Spider's web

sábado, 18 de agosto de 2007

un intermedio con la luz muy tenue

Imagen: Namiros




1.
vemos un papel para nada amarillo
un cenicero (a la derecha)
un vaso mediado (junto al cenicero más al borde)
también una mano (quieta)
y el delicado brillo de las cosas


2.
jamás pude darle luz a aquellos monstruos
nacieron tan sombríos
tan aletargados de penumbra
que el estallido de un solo fósforo
al encenderse
tenía la propiedad de estar muy solo
sin embargo logré
no como cualquiera pero sí como nosotros
colocar mi cuerpo entre otros cuerpos
interferir el camino de las bocas
apenas distinguido por su sexo
(recordarán como recuerdo
porque han sentido)
y si ambas cabelleras
solían enredarse entre mis dedos
y si no sabía cuales piernas
ni a quien sostenía mi cintura
si supe el sabor variable de los labios
y por eso no equivocaba ningún nombre


3.
(vemos dos espaldas sosteniéndose
dos espaldas casi ángeles
manos de mujer entrelazadas
la ternura femenina haciendo ecos
sobre el torso de alguien que es un hombre)


4.
son cuestiones
(quizás puedan alguna vez comprenderme)
aprendizajes
formas de saber rompiendo todo
aunque jamás pensé que también serían pedazos
que la turba podía hacer buen fuego
creía que eran importantes los destinos
que la forma de jugar era completa
y que mi hábito de resumirme en otras almas
apenas si movería las ecuaciones desde el cero
(fue mi error
lo tengo tango tan claro como el día
en el cual asesiné los viejos monstruos)


5.
luego solo una mano
dos cigarrillos
y sigo viendo cosas sobre la mesa de madera
sigo viendo pequeñas lágrimas de sangre
fileteadas sobre un papel que jamás será amarillo
esa mano
quieta y tan blanca como jamás tendría que serlo
apretando entre los dedos un idioma
una forma de decir tan distinta a mis palabras
y también veo esa ventana
donde una silueta parecía seguir esperándonos
aún después del final de la ternura
y ese ruido de todos los trenes y el cansancio
con el cual la belleza escapaba por las vías

hoy
demorado en una canción y la nostalgia
sé que tu amor era más amor que el mío
pero animarnos ni siquiera fue respuesta
ni alcanzó a ser suficiente para nadie

me gustaba aquella imagen
tan herida de piedad como el amor asesinándose

Dire Straits - Brothers in arms

viernes, 17 de agosto de 2007

el ansia

Imagen: Shiz0ido


1.
(vino una mujer hacia mí
y esa mujer era yo en ese espejo
fue entonces que supe su nombre
y que supe en su nombre
todo lo mío que ignoraba)


2.
abre tus muslos a la luz del día
soy la luz del día
sobre la carne que palpita la esperanza del sexo
soy el esperma recorriendo tu espalda
la base de tu cuello
tu boca
tus costados
y un hambre insaciable
desesperada
de todo aquello que en vos me significa


3.
masticar al amor como a la sangre
comulgar el amor despedazándolo
como si el perdón fuera aún antes que la muerte


4.
mis manos como anclas
tus caderas
los gemidos y la súplica intensa y dulce
como un oleaje acompañado de relámpagos
en la luz más honda de la tarde
tus senos y el surco perseguido
el dejarse caer
el cabalgarte
entre cúspides de sudor y mil veces nombre
y mil veces más te amo
como si la desesperada cópula fuese todo
mujer/hombre/unión/eternidades
como si fuese una promesa de absolutos
abandonada al asomarnos a tu muerte

pero entonces y por mí
siempre regresas


5.
duerme
yo haré la luz cuando descanses
no dejaré que el mundo se oscurezca
mi sangre es la llama
tu sangre es la llama
un río de hojarasca vuelto fuego
envueltos aún en el humo de las pieles
del afecto
del hondo susurro de las manos
que como viejos barcos se hunden para siempre
navegando olas subterráneas
espesas
(sabés que me iré en la mañana
sabés que volveré cuando oscurezca
para seguir siendo ambos este gesto
este amor condicionado a la belleza
al ansia de ansiarse hasta en los dientes
y si me esperás imaginándome en tu sexo
y si te desprendés como un río a otras caricias
aunque sola
sabrás que te acompaña mi deseo
y que mi mano es quien conduce tu ternura
hacia las regiones más breves de la muerte)

Pj Harvey - A perfect day Elise

jueves, 16 de agosto de 2007

profundo y claro y tan extenso



1.
ven
acércate
no dejes sin destinos las palabras
hoy quiero decirte fresco
hielo
solo porque este desierto atmosférico se desploma
sobre cada uno de nuestros vivos
de nuestros muertos
de aquellos recuerdos que un día desprevenido
quedaron borrados por el agua
ese agua que tanto nos falta desde el cielo


2.
sentada en la cama permitiéndome verte
sos lo único que me importa en este día
vos y tu perfil y tu cabello
destilado en suave imitación de las medusas
atrapando a los dedos en imitación de las sortijas
yo sé que hay hambre y cien mil muertos
sé que hay volatilizados que aún se lloran
y que el fuego sigue siendo una amenaza pero...
me enamoras
me permitís seguir creyendo que se puede
eternizar con las palabras este tiempo


3.
ninguna multitud
nada de cuerpos abrasados o abrazados
nada de tierra quebrada en polígonos equívocos
nada de tanto sol y tanto ahogo
de calles como lágrimas de asfalto
de pies pesados
plomizos
sé que siempre has sido de esta forma
porque hasta en el aire dejas huella
sé que te celebro mejor en solitario
que son distintas las caricias
el amor
y aún las diferencias son exactas
ajustan precisas y solventes
en la fábula completa del deseo
y estemos solos
y digamos que el sol es una luz tan fría
que condensa la humedad de nuestros cuerpos


4.
no te asombres
he aprendido a nombrarte allá en la infancia
cuando mis labios no sabían aún tu nombre
te he buscado en los caparazones marinos
en las ostras
en el sabor del agua entre los dedos
pero nada me ha preparado
para saberte de la forma que hoy lo hago
¿ves la ventana?
detrás la ciudad es tan nuestra
no hay hambre ni dolor ni olvidados
no hay mendigos de heroína ni destierros
mientras estemos solos en el cuarto
vos pensando la mañana y yo mirándote
mientras escribo desenfrenado este poema


5.
y es la música
o sos la música
o la música en tu piel es como un eco
que me acerca tu perfume
las distintas visiones de tus ojos
la indeleble profundidad de tus sonrisas

he aprendido a contemplarte
desgajando ramas de sauces hasta hacer el río
sin jamás haber herido ningún árbol
los que comprendí se liberaban en sus hojas
para decir soledad en los otoños

despréndete la imagen de tu boca
deposítala suavemente entre mis labios
y recurriremos a la frontera de los sueños
para evitar que las cosas se desplomen

quizás podamos
quizás jamás seamos tan posibles
como en ese preciso instante
donde hacemos de las cosas un nosotros...

Boy George - The crying games

miércoles, 15 de agosto de 2007

los inconvenientes del idioma (based on a true story)

Imagen: Katie West


1.
ella hablaba de escaleras y jacob’s
de como el santo expulsó a la serpiente
para que no mordiera a otro irlandés o parecido
(solo lo supongo
)
y su cabello laminado giraba con su frente
mientras pecosamente intensa sonreía
como toda pelirroja que se precie
y allí todos hablaban inglés
(aunque era el más porteño mediodía)
el papá era father y la madre motherfucker
(vuelvo a suponer
porque no soy más dado a ese idioma que al mío
y a ambos los hablo cuesta arriba)
y por allí andaba una vieja que seguramente
sería la grandmother fucker de la casa
(por las dudas yo le dije donia
remarcando la n y la i latina
porque ya se sabe lo de los ingleses y las eñes)


2.
pues así era
ella hablaba de las escaleras de un tal jacob
(en singular y no en plural como creía)
y de un tal patrice que andaba echando víboras
para no predicar envenenado
y yo que tenía los ojos en su escote
y la mesa ya puesta y la question
del father de la holy family

¿sabés cabalgar?
y mis ojos que cayeron a las piernas
(de la daughter no del father por god mío)
y la tosecilla de una de ambas viejas
sendas viejas y victorianas en un lugar equivocado


3.
pues eran las escaleras
allí estábamos
no las de jacob pero digamos parecidas
(no sé cual es el prodigio de jacob
ya que para mí las putas suelen ser como ángeles
y también andan muy bien por los peldaños)
y la holy family allá en su foro
mientras nosotros mutábamos hoteles
con pesadas escaleras de diez pisos
hacia camas con agujeros en las sienes


4.
como he dicho
las escaleras
pensé ahorrarme el cuarto y allí mismo
pero no sabía aún como decirlo así en british
y temía que ella entendiera por mis gestos
que yo era un chico santo (un holy boy
es decir
un pelotudo)
así que cerré la puerta a sus espaldas
y contesté a su mirada con un beso
y la extendí sobre el cama desnudándola
y le hice el amor en cinco léxicos
como si de pronto
el don de la lengua fuese mío
y a ella no le molestara ya mi idioma


5.
bueno
goodbye lo sé decir
(eso al menos
también okey y this is a pencil
pero no precisaba ningún lápiz
todavía)
lo que me valió unos ojos de ponzoña
porque ella
no quería comprender que no nos comprendíamos
(no vale lo absurdo en este caso)
y la acompañé a su casa
cerrando su blusa blanca con dedos diestros
de esos que hacen tanto asados como el mate
y la saludé con esa cara que matute
solía poner ante las artes de don gato
porque el error había sido más que mío
(le dije make love cuando
ahora que lo pienso
con un fuck your ass era más que suficiente)

Marcus Miller - Moonlight sonata (Ludwig van Beethoven)

martes, 14 de agosto de 2007

colores perdurables


1.
creo que las mariposas tienen que morir
(no puedo asegurarlo
de todas formas no sé nada de los efectos infinitos
ni de los hijos del trueno
pero veo viejas películas del oeste
de una manera que te aseguro
desconcierta)
también han de morir las libélulas
los árboles
y el rostro de las monedas que he gastado
y tu color
y tu perfume
y mi color y mi perfume y mis historias
todo está destinado a algún infierno
por lo que ya he perdido la esperanza


2.
¿que importa el aire?

está
pero no importa
tampoco el agua
tampoco la hierba o los pájaros
tampoco la mujer o el hombre o la palabra
nada tiene interés en esta época
donde ni siquiera es necesario acercarse a la ventana
para ver como estalla el cielo azul a borbotones
(rojo y fuego y tanto líquido
los huecos hundiéndose en la tierra
si pudiera creer
tendría miedo)


3.
no alcanza con pintarte
no alcanza tampoco tu sonrisa
ni que desnudés tu pecho y me lo ofrezcas
como el más sagrado perdón que he conocido
ni que encendás un cigarrillo para posarlo en mi boca
o que te aprietes contra todo mi silencio

cuando duermo
cuando entiendo que no solo desconocemos el entorno
cuando comprendés que no basta estar tan cerca
para que comiencen a rodar las estrellas nuevamente
por el oscilante espacio de tu vientre
o la boca absorta de tu sexo

porque reconozco el dolor
(te estoy mirando)
contrapunteado con nubes de tormento
también lo reconozco en lo más hondo
aunque todo el color intente despistarme
hacia las regiones sublimadas de tu nombre

sigue en la luz
estás hermosa
aún con tanta desesperación como tus ojos


4.
el cambio continuo de la imagen
el chispazo que
surgiendo desde lo profundo
te ilumina
jamás inmóvil
jamás vencida
como si toda tu esencia fuera más que un perfume
así y magnífica
contemplando la puerta intrascendente
estirando tu mano al picaporte
como si abrirla no fuera más que un juego
aún cuando detrás solo el vacío
la amenaza real del laberinto
con las garras extendidas hacia el alma
(no sé si existe un alma
no sé si tienes una
lo mío es la ignorancia y la memoria
vos en cambio tan sabia en tu belleza
como pedacitos de color dándote forma)


5.
sé que las mariposas también mueren
con una promesa de tifones y holocaustos
sé que todo tiene una respuesta
porque los actos suceden reacciones
donde tampoco los árboles/las libélulas/las monedas
sobreviven
y solo esta permanencia que es el tiempo
que jamás logrará existir si no en nosotros
mientras extendemos el sueño hacia realidades tan inciertas
que no podemos asegurar que nos tocamos
o que hicimos el amor sobre la arena
o que esta nube de colores sos vos misma
aunque en ella tu rostro y tu cabello
y tus manos y tus hombros se vislumbran
pero...

¿cómo sé que las luces no están jugando a tu existencia?
¿cómo se que sos y no un truco en mis espejos?

tendría que admitir que tu cuerpo es la huella y el camino
nuestra huella
mi camino
y que todo el andar del mundo te contempla
y que vivirás más allá de lo que vivas
en la memoria de mis ojos y su asombro

y desde allí es donde surge la impotencia
de saber que no sé si sos tan mortal como mis sueños
o si sos mis sueños por vos misma

concluyo por esto que te quiero
con un amor tan hondo como puedas

Sirenia - The Other Side

metódicamente incorrecto



1.
el error del método es el método
no hay fuego/ camas o doseles
porque su cuerpo ha de verse desde lejos
para que todos comprendan
este sistema de medidas tan caótico
y sin embargo
tan preciso


2.
llueve
aún llueve
y nueve veces he colgado las hojas
y nueve veces han renegado de secarse
por su parte
ella continúa elevando los espejos
olvidándose (por ejemplo) de sus piernas
pero
¿qué puedo encontrar luego de la imagen
que no sea la solidez de un nuevo muro?


3.
la canción será o jamás será canción
no tiene en sí un medio exacto
por lo demás y como siempre
heredaremos la ruleta del vacío
como si todo génesis pudiese repetirse


4.
algunas palabras son asombrosamente exactas
como el primer átomo en el filo de un cuchillo
inexplicablemente
no logramos saber que sucede al emplearlas
apenas si adivinamos
subordinando la causa a los efectos


5.
he pensado que está triste
y está triste
no es tan fácil
sin embargo
pensarla sonriendo
porque uno se detiene en la lágrima
en el dolor que subyace
en el pensamiento que todo lo ha logrado
y en como se verá su cuerpo en la mañana
si ahora en la penumbra es tan hermoso
y si en la mañana estará dispuesta a repetirse
en cada uno de los recuerdos que conservo

Lacrimosa - Alleine zu zweit

lunes, 13 de agosto de 2007

el último trago del camino



1.
-eres muy blanco

-sí
soy tan blanco porque escribo
escribir elimina los pigmentos
¿tuviste sexo con un escritor alguna vez?

-jamás

-entonces no podías saberlo
algunos escritores solo escriben con el pecho
y solo el pecho se les decolora
otros con la cabeza
pero yo lo hago con todo el cuerpo
excepto mis sustancias muertas

-¿cuáles sustancias muertas?

-uñas y cabellos
por ejemplo

-no es tan blanco tu esperma
no tan blanco como vos

-porque en el esperma está la letra

-¿y que más podés decirme?

-que hoy fue el gran día

-¿el gran día?

-sí
hoy sabés del color
de la letra y del esperma y la mentira


2.
- el vaso que jamás se vacía
implica algo más que un error
implica aburrimiento
hastío
cansancio
otras mujeres en la memoria
o una película donde ambos protagonistas
están bien pagados
así se hace todo
a fuerza de palomitas de maíz
de viciosos
de borrachos
de dinero
el amor es solo esa excrecencia
tan común en los espíritus impuros

-¿brindamos?

-no sé si todavía
aún te ansío


3.
-¿te has fijado que los aeropuertos
se diferencian más que los hoteles baratos?
ha de ser porque el viajero está ausente del detalle
y necesita golpes de vista que le recuerden si parte o llega
en cambio
uno siempre sabe cuando llega en un hotel barato
y no teme tanto la escasa altura
ni es necesario tanto dinero para repetir todas las cosas


4.
(ella ha hecho silencio
solo observa y calla
yo solo la observo y callo
para evitar caer en la trampa común de estos sitios
enciendo un cigarro
ella observa
late el fuego con la lengua entre sus labios
sus dedos apenas si juegan con mi sexo
sé lo que desea oír pero ya es tarde
el plato está repleto de pequeñísimas monedas
y varias tiritas de color señalan demasiado
demasiado tiempo
demasiado frío
tal vez
el frío es lo que provoca estos sitios
uno compra lo que sea suficiente
con tal de no llevar el frío a todos lados
whisky
ron
cigarros
hasta la preocupación de que te estén observando
con los dedos delicadamente puestos en tu pene
lo que es
a todas luces
tan ridículo
que las palabras que no has de decir ya han saltado hacia tu boca)


5.
-¿llevás las sillas
la abuela
los niños
el perro?

-¿recordás cuando nos íbamos por ahí
a descorchar puertas de hoteles sin problemas
y follar hasta que de tan cansados nos gustábamos?

-te he preguntado
si no olvidás a la abuela
la última vez la encontramos en la leñera

-he cargado a la vieja
y a los niños
y al perro

-¿y las sillas?

-y las sillas
y las aún tímidas ganas de perderme
y las preguntas que aún no me has hecho
y las preguntas que jamás querré decirte

-somos una familia

-y yo soy blanco porque escribo
y mi esperma tiene letras
y vos supiste trancar las puertas desde el principio
y aunque hermosa tenés algo que me asusta
y solo quiero incendiar al hotel
a la abuela
a los niños
al puto perro y las putas sillas
y dejar de sentir mis oídos en tu boca
para que al fin vuelva a hablarme mi cabeza
aunque para ello hasta deba olvidar que tengo un auto

-no me gusta manejar

-no lo comprendo
sabés mejor que yo decir cualquier mentira
pero así es la venganza de la especie

(todo tiempo pasado es esto
nada puede escapar al crecimiento
y todo trato es solo eso
un trato
algo que estalla en la rutina de momentos
cuando te das cuenta que
para ella
vos también ya sos lo mismo)

Chris Rea - Texas

kerouac fue un tipo con suerte (estoy jodido con la época)


1.
kerouac la tuvo fácil
los años 50 eran buenos para escribir poemas
uno podía ser genial o diferente
porque hasta las putas eran geniales o diferentes
uno podía prescindir de las metáforas
porque todo en sí era tan raro
ahora es más difícil
no hay tanto por que luchar
o al menos lo parece
por eso permitimos que nos arrebaten
todo lo conseguido por los auténticos borrachos
los fumadores y escritores de farmacopeas
dejamos que nos roben
por ejemplo
el derecho primordial a ser nosotros
porque ¿qué es en definitiva ser nosotros
si no la suma de todos nuestros vicios?


2.
dan ganas de destripar el mundo light por la cadera
de quitarle los huesos para ver como se afloja
pero terminamos mirándolo sin hacer nada
dejamos reposar nuestras cabezas
sobre el vientre de una mina que llora por nosotros
por nuestras frentes sin espinas
nuestras manos sin cadenas
nuestra sabiduría de código de barra
nuestro andar de carrito de supermarket
repleto de bebidas de 40 degrees
porque nos han diluido hasta el absenta
después de haber heredado coquistas art decó
de haber ahogado la revolución con el muro de una calle
tan parecidas a otras calles
(solo se diferencia porque jamás se empedró con oro
y porque en ella jamás se respetó una libertad
que no haya tenido
por ejemplo
algún development investment en el contrato)


3.
así y todo
aún nos queda recuperar la virtud de todísimas las putas
el último lugar donde podemos refugiarnos
(ellas fueron y son las defensoras a ultranza
de la propiedad colectiva y esas cosas
que hoy no sabemos de que trataban
pero que costaron algunas muertes y torturas)
para intentar escribir por lo menos un poema
uno solo
que suene a patada en las amígdalas
que le duela en los dientes al sistema
(la sociedad post capitalista acepta
que el establishment es cosa del pasado
se declara triunfante
derrumba todos los telones y se suicida
quedando establecido
nuevamente
que algunos triunfos son sospechosos de derrota
o que nos falta el whisky
o una calada o una línea
o siquiera una mujer que nos acaricie el pelo y nos consuele)


4.
recuerdo aún el día
ella fue el pasillo con los zapatos colgando de los dedos
y yo creyendo sus historias
luego la habitación de un motel amarillo como todos
y yo llenándole el vaso
encendiéndole uno tras otros los cigarros
besándole atento los pezones
o levantándome para ir al baño
mientras ella soltaba el humo entre dos frases
y yo rozaba la typewriter con los dedos
para luego rascarme el trasero y recostarme
diciéndole sigue desde allí con la sonrisa
y si bien es cierto que no escribía en aquel tiempo
pensé unos poemas que te cagas
mientras follaba con ella de tal forma
que durante el día el sexo me decía de su sitio
(no era tan bohemio
pero sí bonito
follar y hablar y beber y desnudarse
y el humo saliendo de su boca
y yo rascándome el trasero
sin sentir la más mínima vergüenza)


5.
y sí
kerouac lo tenía más facilito
coetáneo de ginzberg y esos otros
que desbarraban escorpiones del asfalto
esos poemas ponzoñosos que ya no existen
(ahora se cree que la vulgaridad es vanguardista
que decir mierda es ingenioso
que olvidar las mayúsculas y las comas es creativo
y que follar no es hacer el amor entonces malo)
y me pregunto si quedarán escritores como ellos
que no aceptaban les dijeran poesía
sin el falo bien erecto
sin una hipodérmica de heces en los dedos
para describir lo que había y era tanto
y me pregunto
que me queda
si ni siquiera se puede fumar en la oficina
si no te podés echar a dormir la mona sobre el pasto
(que mundo tibio
tan limpio y cálido
¿debemos gritar ¡global warming!
para sentirnos cómodos y avanzados?
porque la verdad es que no me nace
preferiría ocuparme de otras cosas
de ella en la cama
por ejemplo
desnuda y sudando todo el humo
con mi boca detenida entre sus piernas)

Bob Dylan - When the deal goes down

domingo, 12 de agosto de 2007

sumatorias

Imagen: Markus Richter

1.
tal vez la soledad sea casi como no verte
(sí
puedes quedarte el vestido
la araña del salón y las botellas
pero no te lleves
por favor
mi forma de fabricarte en el espejo)


2.
como si todos los posibles claudicaran
en viejas y nuevas hojas de silencio
(cántame
quiero oír mi voz en tu garganta
quiero proponerte en el poema)


3.
y el sopor pegadizo se tornase amable
dejando participar a la audiencia del prodigio
en la vieja ambición del alquimista
(¿entiendes?
la palabra puede ser ternura
también afecto
más todo trasmuta en la nostalgia
como si ni siquiera en el amor pudiese verte)


4.
¿pero cómo puedo retornar a algún principio
si todos los caminos finalizan
en la vieja costumbre de la ausencia?
allí donde al final estamos viejos
con el sabor del humo en los bolsillos
(si aún puedes respirar dame tu aire
los colores de tu espíritu en la boca
como si yo quisiera ser un dios inverso
que nace de sus propias creaturas)


5.
tal vez la soledad sea casi como no verte
como si todos los posibles claudicaran
en viejas y nuevas hojas de silencio
y el sopor pegadizo se tornase amable
dejando participar a la audiencia del prodigio
en la vieja ambición del alquimista
¿pero cómo puedo retornar a algún principio
si todos los caminos finalizan
en la vieja costumbre de la ausencia?
allí donde al final estamos viejos
con el sabor del humo en los bolsillos
(si aún puedes respirar dame tu aire
los colores de tu espíritu en la boca
como si yo quisiera ser un dios inverso
que nace de sus propias creaturas)

Liv Kristine - Leaves eyes

la identidad inexorable del hastío


1.
te definiría oscuramente
tal vez
pero siempre leve
en el sentido irreal de esta historia
donde los caparazones de los nuevos dioses
se rompen con el peso de una lágrima
porque ¿qué es el cielo
sino la máscara del señor del gran vacío?


2.
el ojo de la suerte entre tus dedos
un desfilar de pequeños verosímiles
esperanzas
cuentas de color y pequeños espejos
donde se reflejan la ansiedad y la derrota
(siempre se parecen
al menos en este lado de las cosas)
y desnudo y de pie abandono mi apuesta
dejándola caer sobre las fichas de colores


3.
¿jamás has notado que el entorno
suele girar hacia lo hostil sin darse cuenta?
como si la consigna fuese juntar opuestos
ejercitar la actitud del desafío
en el baile los colores las miradas
la insolencia sexual de algún abrazo
señalando territorios
señoríos
donde solo una mano
esa mano
puede palpar indolente y audaz la piel desnuda


4.
es la acción
la actitud del liberto
que besa los pies de quien fue su amo
para luego odiarlo quizás eternamente
solo y porque le recuerda lo que ha sido


5.
la piel desnuda
el sabor a sal
la sensación de oscuridad en pleno día
los distintos grados de perversidad que tiene el alma
jamás aprendemos
solo fingimos aunque sigamos ignorantes
puros de lascivia en el abrazo y en la esencia
como derribados sobre el filo del momento
donde luego sucederán
todas la formas de olvido y desamparo
(estamos locos
tal vez
tenemos miedo
necesitamos de otra soledad junto a nosotros
para no renacer yermos cada día)
y así en la vendimia retrasada
o cuando el grano se consume
en el más agresivo de los fuegos
¿qué ojos pueden ver
más allá de aquello que es posible?
¿cómo definir sin saber lo que está oculto?
¿cómo no equivocar las palabras
confundirse
detallando una falacia con acierto?
no sabemos la llama que nos arde
en el rostro
el estómago
en la mano
no sabemos la fuerza que mueve nuestras piernas
ni porque nuestros sexos se involucran
en la desolación y la angustia de no estar solos
y por eso la lágrima y vos conmigo
y la espalda rota de los dioses
y el señor del gran vacío y sus disfraces
y el ojo de la suerte entre tus dedos
como el odio del liberto y su infinito
condenados a fingir hasta el aplauso

Placebo - Pierrot, the clown

sábado, 11 de agosto de 2007

la caza del sol

Imagen: Marc Ansallem (detalle)

1.
he bebido el último trago antes del camino
y después un viejo dolor que me acompaña
cuando hasta el sol me parece solo un sueño
(si al menos vos bailaras
en el arcén de todas las calles de este mundo
podría creer que aún persisto)


2.
no existen canciones que puedan decirte
cada una de las obsesiones que me ocupan
sin embargo
te diré que la línea negra de tus medias
llevan a eso
(¿recordás la forma de mi mano en tu espalda?
existen maneras de decir ternura
que no necesitan de bocas ni caricias)


3.
enciendo un cigarrillo
me detengo
un trago de vino unas monedas
una canción quizás y por la música
un sencillo camino entre los árboles
¿me recordás?
soy aquel al que decías “venme
hazte en mí como el sol hace los días”
y como aquel he venido a contemplarte
a saber de tu sol y tus mañanas
como si todo lo que cuento tuviese algún sentido


4.
¿cuántos ya? entre uno y tres entre dos y cuatro
entre el camino que estoy siguiendo y tu silencio
y tu inveterada costumbre de detenerte
sobre el coloquio final que jamás llega
¿no te das cuenta que todos son ninguno?
solo un día
solo un minuto
o solo un año
alguien se sentará en los cordones de tu cama
y te preguntará por ese nombre que no eres


5.
no hablo de mí
yo no imagino
(soñar no es imaginar sino adelantar lo que se quiere)
hablo de vos y del sin fin de horas de silencio
de saber que fingir es el estilo de las musas
y que fingir es también lo que prefieres
¿me pensás? he llegado a los finales de todos los caminos
y en cada uno de ellos he encontrado una tristeza
que no es la tuya
pero sirve
para decir lo que dirás cuando no puedas
seguir esperándome y te entregues
seguir esperándote y te venzas
sobre otra espalda otra luz otra ventana
en la cual todos los vuelos sean ninguno
en la cual toda la ciudad sea cualquiera

Gregory Isaacs - House of the rising sun

jueves, 9 de agosto de 2007

toda la voz del mundo

1.
leves y encantadoras
las heridas
no puedo dejar de fijarlas en mi vista
solo a ellas puedo verlas
y no al cristal que estuvo
hasta hace unos momentos
entre tu rostro y el mío
como verdugueándome de distancia
¡ah! pero mi mano puso las cosas en su sitio
con un amable circunloquio de violencia


2.
si tomo dos átomos y los aprieto haré que estallen
y verías que la ciudad ha dejado de ser bella
y verías
por ejemplo
perros incendiados aullando desde el agua
verías la penumbra de la gente todavía en las paredes
como si mi fuerza aún les asombrara
(asombrar... asolar
desolar... ¿desombrar?
algunas palabras no existen
porque su falta de ritmo es evidente)
y entonces si querrías refugiarte
en la cómoda protección de mi abrazo
total
¿para que comprarte ahora
que no quedan ojos para verte?)
me amarías
quizás
si este mundo fuese ciego
y no un ojo gigante que da vueltas y más vueltas
mirando...
que sé yo
mirando el tiempo


3.
ahora he acelerado los relojes
y por más que te arrastrés no podrás detenerlos
así son ellos
inexorables
como una suegra
como el dolor de espalda
como las malditas serpientes del estómago
o el sapo en mi cabeza
(ese que come semillas de sicomoro
si es que hay
y si no
a mis neuronas)
y sé que te dicen que estoy enloqueciendo
no les creas
ya lo he hecho
hago todo por adelantado porque siempre he sido
tan eficiente
y tan prolijamente he planeado esta locura
que no podrás encontrar un solo hueco
una sola razón que permita que te escapes


4.
solía tallar maderas con una navaja de bolsillo
figuras raras
con formas alternas y viscosas
y pequeñísimas bocas prehistóricas
que espantaban a mamá y a mis abuelas
(creo que si hubiesen creído en dios
me hubiesen condenado al exorcismo
pero no se puede creer en dios y estar conmigo
y las madres y las abuelas suelen saber eso)
solía dibujar una mujer con muchas bocas
siempre me gustaron las mujeres y las bocas
una mujer que era millones desplazándose por mi sexo
al que cada boca lamía acariciándolo
y así podía fornicar con todo el mundo
sin que el mundo lo supiera
por supuesto
pero no hacía esas cosas por crueldad o impotencia
(cuando niño aún no era como siempre
era otro)
lo hacía porque las voces me asustaban
lo hacía porque las sombras parecían alejarse
una millonésima de segundo antes de pisarlas
fue mucho después que comprendí
que yo podía dañar las sombras
y que nadie más escuchaba esas voces
fue entonces que supe de mi imparidad y mi destino
pero llegaste y cometiste el error de enamorarme
¿ves? mi destino es aquel destino
y vos me apartás y no es correcto
no es por odio
entonces
es porque si algo me sucede es la eficiencia
mi manía de dejar cada cosa en su sitio
aún y cuando ese sitio no existiese y deba hacerlo


5.
debería bajar la luz
deberían bajar las calderas
la situación no es cómoda para todos
y he visto un perro en la vereda
un perro de ojos como dos mundos dando vuelta
mirando para saber que existe
y sé que ese perro es la señal del primer paso
y sé que mañana te encontrarán tan sonriente
con tu cabello brillando de cristal en la nevera
pero
¿acaso importa cuando los mañanas ya se extinguen
sobre un fuego más sucio que otros fuegos?
y yo estoy aquí para rescatar a los que crean
no en dios
el divaga y se emociona ante el halago
sino en el poder inmanente a mis actos
porque he guardado unos átomos en mi bolsillo
y tan pronto estoy a cerrar el puño sobre el día
que muchos alcanzarán el sol antes de verlo
solo lamento
(porque aún soy humano
porque pese a las serpientes de mi estómago
porque pese al sapo en mi cerebro
al dolor de cabeza que me dice ha fracasado
y las raíces del árbol van creciendo
soy humano
soy sensible
soy tan bueno
pero el destino y la bondad no suelen ser del mismo palo)
y ahora
que he logrado que todos me descubran
estoy naciendo un nuevo sol en la vereda
y puedo ver como todos corren sin moverse
estalagmitas de carne devoradas por el fuego
un limpio y exacto fuego que ha nacido de mis manos
¿no soy dios mamá?
¿acaso un ángel?
tanto poder en mí y vos que jamás lo supiste
y vos con los cristales enjaulados en tu pelo
sonriendo de sorpresa en la nevera...

(oye mundo
yo te quiero)

(una sombra de más en las paredes)

Patricio Rey y sus redonditos de ricota - Rock para los dientes

me presumo inocente (ma non tropo)


1.
estarás esperando un taxi para venir conmigo
(he comenzado a colocar las cortinas)
tu collar bailando hacia tus senos
tus pies inquietos
apurándote toda la paciencia en un cigarro
(no te desesperes
guarda uno
el del camino)
y me pregunto cuando fue la última vez que te mataste
porque sos así
tan loca irreverente y mentirosa
que no puedo menos que darte paso cuando llegas
(es que a nadie más le perdonaría tantas muertes
ni que muriendo tanto
esté tan viva
pero perdonar no es amar ni mucho menos)


2.
pienso cosas
como cuando deslizabas tu mano por mis nalgas
o cuando movías la lámpara deslumbrándome
solo para jugarme entre las sombras
(nunca me dijiste quien ganaba
si vos
o la penumbra
te lo preguntaré esta noche si hay silencio)
y sí sos así
¿qué voy a hacerte?
solo te dejo estar
cuidando que tus aristas no me arañen el espejo
y si te hago el amor
(si tenemos sexo con mentiras
dicho de una forma más sincera)
y si te permito arrinconarme en la cama
hasta que es de día
hasta que despertás y decís que tenés hambre y te levantas
y me preguntás si quiero comer unos huevos con manteca
o un café tostado o pan revuelto
(tu manera de cocinar es deleznable
lo sabés y te sabés hermosa
por eso te animás a preguntarme)
sabiendo que prefiero el mate amargo
un cigarrillo
y el silencio
hasta que mi mal humor se despierte y me abandone
¿qué puedo hacer si no te escapas?
pero hay taxis y recuerdos
hay blusas con escotes tan suicidas
que siempre y al final estás conmigo
pero alguna vez
alguna vez te pondrás el escote equivocado
o tomarás un taxi a ningún sitio
y entonces dejaré de estar tan solo


3.
habitación 23
¿el señor necesita algo?
(un avión y para cuba
o para dónde nunca jamás otro avión llegue)
nada más que la cuenta
muchas gracias
-¿estás?- me preguntas
si
estoy
y eso es todo

estoy sin estar si he de ser cierto
estoy preguntándome con quien he estado
si con vos o con otra o con mis sueños
y no importa que seas tan inteligente
si no encontrás la oportunidad para
sincera y honesta
poder hablarte
y decirte
y encarrilarte
hacia alguien que no soy yo precisamente
pero hasta en los diarios los trenes descarrilan
arrastrando los titulares a deportes


4.
soy una especie de sarcasmo que camina
pero solo es cansancio
dentro de mí hay alguien mucho más cruel
seguramente
pero no tengo tiempo de educarlo
de darle la urbanidad indispensable
para almorzar sobre tus miedos sonriéndome
y sé que otros te amarían
pero soy este
y este tiene un sueño y una manera precisa de soñarlo
y eso me hace inexpugnable
a tu belleza
a tu hermosa forma de putearme
cuando me sabés otra o me sabés varias
sin darte cuenta que hasta vos sos otra o nunca una
y no quiero ser cruel pero ya va siendo necesario
y esa maleta en la puerta es tu maleta
y a esa navaja con su filo
te la regalo
para que ya no amenaces y no cumplas


5.
¿qué es lo importante?
¿la bondad pasa por soportar lo insoportable
fingiendo buenos modales en la cena?
me he cansado de ser listo
de ser urbano
de ser hermoso
si es que alguna vez he sido eso
y la verdad no puede suavizarse
es una sola
es una y sola
y decirla o no decirla es el problema
y hoy por hoy me voy conmigo
donde las piernas sean esas piernas
donde los senos sean ese pecho
a emborracharme de amor y sensaciones
a dejar de escuchar que soy un tonto
a dejar de insultar a los taxistas
(las blusas y los escotes no
esos me gustan
sobre todo el que tengo en la memoria
que establece el ideal
el paradigma
)
a no evitar que me atropellen en venganza
y también he hecho mi maleta
aunque no sé para que quiero la ropa
(quizás para que no me cierren los aviones
y tenga que volarme por mí solo)

miércoles, 8 de agosto de 2007

Unkle - Reign

traducciones incompletas por versátiles


1.
si me observas descubrirás que no duermo
que solo sostengo una cigarra ante mis ojos
como si la savia y vos fuesen idénticas
y es que puedo ignorar la juntura de los átomos
su connivencia
para hacer y deshacer lo que investigo
con ese afán de aprender que nunca pierdo
esto es
miro a través de tus secretos
ardo tu sombra y la ilumino
y nada de vos deja de hacerme
ni aún cuando en un ¡zás!
(o un ¡pow! o un ¡guau! que son más rápidos)
determino los horarios de la siesta


2.
cruzar límites no pertenece a ningún viaje
el secreto del viaje es permanecerse
es quedarse sin quedarse
dejar que absolutamente todo se nos quede
y avanzar con todo estando quieto
pero cruzar los límites es solo una locura
no es (puedo asegurártelo) la generación de lo espontáneo
ni la desrutina habitual
ni un escrutinio de futuro
es simplemente asirse de lo efímero
para fagocitar los estampidos
(una forma de escapar
en cierto modo
de todo aquello que nos dice que así somos
y me incluyo en la ecuación por las incógnitas)


3.
inhabitual quizás
como la muerte
solo una al igual que el nacimiento
¿por qué no también el amor aunque otra forma?
más difícil tal vez
pero evidente
como un espejo en lo más opaco de la tarde
descubierto por el grito de la imagen
por ser lo que se es aún siendo otro


4.
no necesitás abrir tu vestido
te entiendo igual
aún cuando el tiempo absorba el humo y las cigüeñas
porque no necesito un prendedor en la solapa
o un encendedor dorado encendiendo los cigarros
sino simplemente
saber que esperas
como una lengua esponjosa que me ansía
abandonada sobre el sillón con tanto arte
pero... sí
podés hacerlo
podés ordenar la fuga de los cierres
podés extenderte como un milpiés sobre mi pecho
y caminar mis costados como siempre
conduciendo mi deseo como nadie
(no tengo necesidad de nombrarte
ni de dibujar oscuridades de pizarra
así por entonces
y siempre
eternamente)


5.
sos tan natural en la belleza
sos la palabra belleza más precisa
con tu exacta dimensión de hacerlo todo
sensualmente hablando
por supuesto
quizás obvio
pero sin escrituras al margen
sin cambalaches de propósitos
una permanencia en el viaje y el recuerdo
que nos define como cazadores de nosotros
después la sombra y la luz y después todo
el entreacto habitual de los espacios
una copa cordial
y una sonrisa