jueves, 11 de febrero de 2010

así habló Zapatustra



1.
podés reconocerte en el espejo
pero al levantar la mano derecha
en el espejo es la izquierda la que se eleva

y sin embargo decís
yo soy ese
aunque ese haga las cosas de manera contraria

digamos que el espejo es una forma alegórica
de explicar la política
donde uno cree saber y en verdad no sabe nada

2.
ella camelaba mi cuerpo con esa suavidad
posterior al coito
mi mano acariciaba sus posaderas
mientras la imaginaba sonriendo
ellas hundía su cara
en el hueco de mi hombro

¿me amás? sentí que me decía
y me pregunté la razón de que cada vez
que lo hacíamos
debía yo comprometer mi alma

no podría imaginar la política
siguiendo este precepto

después de todo
la mejor manera de mantener pura el alma
es no usarla

3.
uno se imagina en la cúspide y se siente bien
luego descubre que las cúspides
suelen ser
afiladas

o cambiás de posición cada tanto
o el filo te atraviesa las suelas
hasta salirte por el cráneo

esa es la base de la supervivencia
di lo que quieras
pero cambia

4.
reconozco mi imagen en el espejo
levanto la izquierda
el mueve su derecha
giro a la izquierda
la imagen gira hacia su derecha

la imagen se parece tanto a la vida
que termino pensando que soy el virtual
y la imagen es cierta

y luego
así las cosas
así las cosas

5.
ella suspira
le acaricio la espalda mientras beso su nuca

comprende
aun dormida
que la deseo

comprende y se entrega

lentamente me introduzco en ella
me introduzco en ella hasta saciarme
hasta quedar
cómodo y adormilado

no le pregunto si ella está bien
y si acaso lo preguntase
no me importaría la respuesta

siempre es así
siempre es así

por eso es el espejo
el espejo es la realidad de las cosas

mirate en él y compréndete
aún me apoyás
aunque no lo sepas

4 comentarios:

Georgina dijo...

me parece genial, y quizás con más tiempo y menos sueño, me explaye sobre la genialidad de este poema...

Ikaraku dijo...

Estimado Sergio, hace ya un buen rato que no pasaba por tu espacio... incluso he abandonado el mío, -el motivo se justifica en una planeada renovación-, mas ahora que paso por aquí, me agrada observar que la imagen que usaste para este poema te causó una aguda impresión, pues pienso que de no haberlo hecho, no la habrías puesto... y es curioso, yo la usé en un escrito que tengo, fechado el 5 de diciembre de 2009 en ikarakú.

Sigue escribiendo hermano y es siempre un placer saludarte.

D.Rodríguez.

Sergio dijo...

D.Rodríguez, no recordaba que habías utilizado esta imagen pero no me extraña que hayamos coincidido en ella, en verdad coincidimos en muchísimas otras cosas. Un abrazo enorme y espero la renovación prometida.

Georgina, un gusto en conocerte, he pasado por tu blog y he visto que te gusta Gelman, también a mí, principalmente su libro de poemas llamado "El salario del impío" que, lamentablemente, olvidé en Argentina.

Un abrazo a ambos.

Sergio dijo...

D.Rodríguez, no es extraño que vos y yo coincidamos en tantas cosas.

Georgina, he pasado por tu blog y he visto que te gusta Gelman, coincido con vos en eso, me encanta su poesía, especialmente su libro "El salario del impío" que, lamentablemente, olvidé en la Argentina.

Un abrazo a ambos.