sábado, 28 de marzo de 2009

agonías

Imagen: Ivan Sidorov

1.
es la luz
la que cuartea
la pared
cada grieta es un dedo de sol
escarbando
asociándose al tiempo lentamente

pero es peor la oscuridad

ella teme
se introduce en nosotros
para protegerse
contagiándonos

2.
no temas niña
sube tranquila la escalera
no vendrán de ultratumba
a tomarte
de las piernas

no temas niña
recuéstate en la cama
apaga la lámpara
no vendrán a asolarte
por la noche

y si deseas
niña
tómame la mano
aunque deberías saber
que eso sí
despierta monstruos

3.
dime la edad del cementerio
cada tosca tumba rezuma salmos
loas
protegiendo los viejos odres podridos
que se supone
tuvieron alma

los niños juegan
en la plaza cercana

como diciendo
“nos estamos acercando”
porque ese es el fin de toda historia
cuatro lágrimas
unas pequeñísimas estrofas
y un sudario

4.
en la misma plaza
en la que estabas muerta
hablando y hablando de tu pasado

en la misma plaza
en la cual solía yo
morir de vez en cuando
escribiendo pequeños poemas sin estilo
ni mujer
ni más que sueños

y era imposible pasar sin admirarte
tan trágica tu mirada de Casandra ante el cuchillo

luego nos contaron que habías muerto
y todos pensamos que
de habernos acercado
tu muerte habría sido la de siempre

las cosas no cambian por que uno quiera
el universo es un pelmazo indiferente

5.
morir o no morir es solo un juego
vivir
simplemente
la larga espera
el miedo es por sentirnos tan desnudos
tan expuestos a la mirada del forense
o de tres o cuatro
estudiantes
de medicina
que se reirán insolentes
de las partes flácidas del cuerpo

no hay dignidad alguna
en ninguna muerte

solo las moscas
nos ven hermosos
solo los escarabajos
se apasionan
por nuestros cuerpos

por eso deseo que me cremen
y que esparzan mis cenizas
en la city

para ocultar la indignidad
mejor lo indigno

6.
pero no temas
el sol es la vida que cuartea las paredes
es la luz
aún cuando permita que nos veamos
avejentados
con los años pasados colgando
de los ojos
con las cuentas corrientes abrumadas
de cosméticos

no tengas miedo
la sombra es inerte y algo fría
y lo peor que puede hacer
es ocultar
a quien te mate
o peor aún
te deje viva

7.
te seduces en la cama
tratando de olvidar el pasaje de tu carne
por cada una
de las edades
del martirio

aún eres bella

lo sabes y resistes
te sientas en el banco de la plaza
y hablas con palomas y viandantes
y estás tan muerta
pero aún de la muerte que se vuelve

puedo verte y te imagino
desnuda en la cama y olfateando
los signos de corrupción en tu semblante

sabes que la vida es solo espera

la única alegría es ignorarlo

por eso no seré yo quien te lo cuente
ni aún cuando despierte
en la mañana

3 comentarios:

Ikaraku dijo...

hermoso, bellísimo poema!!!

Muchos saludos Sergio desde la ciudad de méxico!!

DAVID

Ultima Fronteira Radio dijo...

Excelente poema, bello y trágico al mismo tiempo, muy profundo y que invita a la reflexión. Este es el elegido para mi próximo programa.
Un abrazo.
Roberto

Anónimo dijo...

No hay temor en la muerte si se ha vivido intensamente...sin resistencia llega sin más, como todo... en un instante.
Excelente...que bien volver a leerte.
Un saludo Sergio