sábado, 7 de marzo de 2009

¿pero qué importa?




1.
ciertas ideas desvanecen antes de tiempo
uno se encuentra
entonces
con la voz cortada
y será el día o el empuje del sol hacia el ocaso
o esta realidad incontrastable llena de noticias falsas
preguntas
que van girando hasta clavarse como hachas en la frente
también podemos recordar
recordar
cuando todo era más fácil
desde recostarte sobre mis piernas para
ansiosamente
liberarte de tu blusa
hasta hacer el amor como locos en la calle
a las dos
o tres
de la mañana
luego pasa el tiempo
nos va recubriendo la inocencia con la carne
el desparpajo con los miedos
y comenzamos a aceptar las normas porque creemos
realmente creemos
que un mundo sin normas es la definición de lo imposible


2.
yo prefiero amarte
amarte contra una pared a las dos de la mañana
fusilarte lujuriosamente
llenando tu pecho con gotas de esperma
o prefiero extenderme
permitir que hurgues por mi cuerpo con tu boca
destellando placeres que antes de vos no sabía
pero
¿sabés?
la noche ha comenzado a ser una boca escurridiza
una boca con dientes como mazas
pilones de metal que buscan mi cabeza
golpeándome con profundas pesadillas
y la telaraña de miedos es como humo en la pared
un indefinible sentimiento de estar muerto
y de que las cosas ocurren aunque yo no las vea
¿cómo puedo imaginar algo tan insalvable
tan insalvable
como mi propia impotencia?
¿cómo puedo pensar esto cuando tus dedos
perfilan el horizonte de mi sexo?
la locura quizás sea una metamorfosis
una forma de cambiar descanso por escaleras
de reventar
ociosamente
aerosoles de veneno sobre el fuego


3.
te desnudas levemente
casi como flotando sobre cada una de mis sensaciones
sos lo único que comprendo
eres hermosa
te veo hermosa
mi cuerpo responde a tus gestos casi saltando
mis ojos se detienen en tu seno y resplandecen
eres como veo que eres
me tranquilizo
tal vez todo esto sea algo pasajero
una forma de explicarme
existe un mundo que es el mundo
aunque ahora no pueda verlo
aunque ahora
no pueda
verlo
ni siquiera con los ojos cerrados


4.
podrán decir justicia
pero no logro percibir más que la ley
podrán decir libertades
pero sé que libertad hay solo una
es de allí cuando mi cabeza se acelera
cuando salto y me aferro a lo que sea
para ajustar los límites de la incongruencia
para algunos será sencillo
para mí es imposible
los límites me resultan inasibles
como detener el vino derramado con las manos
para llenar nuevamente la botella


5.
te haré ahora el amor para encontrarme
es esa imagen que tienes mía la que me encuentra
donde me encuentro
a salvo
de estos días
es como si tu cuerpo se abriera para contenerme
cómodo
en un útero suave y líquido
donde las telarañas se disuelven y las mentiras
no llegan
más que como un murmullo que me arrulla

y ahora te haré un juramento

dejaré de lado el abc de las normas
dejaré de intentar comprender el país y sus historias
dejaré de observar el mundo como a un cuento
y haré una hoguera con el sol y las estrellas
hasta que el fuego seque y consuma toda la histeria
hasta el más imperceptible de los miedos

luego me extenderé a descansar a tu costado
observando la sana herida de la cual he salido
para besarte mientras duermes
para aprenderte en la oscuridad como si estuviese ciego
a todo
lo que no es
tan perfecto
como tu risa

y alguien podrá decirte que te amo equivocado
que mi amor es demente y obsesivo
y quizás esté en lo cierto
¿pero qué importa?
sigue siendo esta caricia y este beso
esta forma de desalojar los vestidos de tu cuerpo
de arrodillarme ante tu desnudez para beberte
con ansiosos tragos de borracho
mientras me observas
y gozas
con levísimos gemidos como anzuelos

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me alegra tu vuelta...echaba de menos esos versos desgaradores y tan sentidos..
Un saludo SErgio :)

i dijo...

Absolutamente de acuerdo con el anterior comentario, qué falta nos hacen estos poemas...!!!!

Anónimo dijo...

genial!!! Un abrazo Sergio!!

David ikarakú