jueves, 10 de enero de 2008

sexus

Imagen: Rombérg




1.
una fina cadena y un paraguas
vos en todas las hembras
vos en todos los hombres
vos y tu imagen
virgen entre tantas manos
sodomizada por el amor de los ángeles
vos y tu imagen
y el sonido de la campana
justo
cuando fingías el orgasmo por los tres

2.
abrirte al espasmo hondo
la huella y la marca y la sangre
en la misma proporción de tu gemido
doblarte
enlazarte sobre el cuero
restregarte
lamiendo las heridas de tus palmas
entre mohines de placer y goce
como si todo el semen derramado
hiciera nido
entre tus senos

3.
solo vos en la pureza y la lujuria
todos los ojos en tus ojos
todas las bocas los sexos las pieles
en tu boca tu sexo tu piel
como si de una mariposa carnal pero no efímera
atravesada por mil espadas resucitas
caminando sobre la espalda impenitente

4.
la mesa sobre la cual encierras todo
la sorpresa
tu desnudez
esa manera de extenderte sobre todos
como si el único pecado
fuese
el no darte

5
la luz opaca y los dedos separándote
tu espalda equilibrando gemidos
sacudiéndote
bajo el viento de ávidas bocas mordisqueantes
tus brazos
tan abiertos
tan atados
el látigo apenas en tu piel
el restallido
y quizás que también amas
o la locura
o la forma de tomar a cada sexo
con la delicada contorsión de tu cabeza
mientras tu cuerpo
dice
nada basta
nada alcanzará a ser nunca suficiente
a menos que mi carne te roce
hasta quemarte

en la luz
una vaga mariposa se ilumina
mientras todos los hombres se unifican

4 comentarios:

carmen dijo...

Que sensación de déjà vu...Tienes un dominio perfecto, también del arte visual y musical....Sabes (por supuesto que lo sabes) a veces no nos atrevemos a bajarnos del tren que nos trasporta por el miedo a la caída y entonces no nos damos cuenta que estamos muertos pero seguimos respirando...
Me ha impresionado...Un abrazo

carmen dijo...

Me quedo con el nº4 pues los otros van más allà de una misma.....Sin embargo la unificación con la cual terminas abraza todos las partes del poema....ver la luz al final del camino tiene que ser maravilloso.....
Un beso, Sergio.

d.rodríguez. dijo...

Exquisito poema!

muchos saludos.

Anónimo dijo...

¡¡Por todos los dioses del Amor!!, hace mucho tiempo que no leo un poema tan definitorio sobre el sexo. No hay un sólo verso que tenga desperdicio.

Me ha encantado, felicidades.


(Muy acorde a mi ser, mi pensamiento y mi actuar).

Kāmadeva derrame sobre tí sus bendiciones.

Tzes