domingo, 28 de octubre de 2007

pequeños poemas imposibles

Imagen: CarbonKid





1.
¿y si te dijera un sueño?
caerían entonces pequeñas alcobas
flotando pequeñas imágenes en todas las cosas
y hasta el mínimo brillo
sucedería un lecho


2.
como si el alba tuviera que reaprender a establecerse
casi temerosa
sobre cada uno de los restos nocturnos
así observo el comienzo del día


3.
descanso una flor sobre tu estómago
como una exacta forma de belleza
independiente
de todo resplandor que no sea el tuyo


4.
es la ciudad o el tráfico o la gente
es ese rumor continuo y todo el tiempo
el deseo
de tu silencio


5.
abrí quizás la ventana
el humo comenzó a desdibujarse en trazos níveos
mientras hacía el recuento de las horas
de los días
que demoré en descubrir nuestro principio


6.
una gota de agua en el espejo nada dice
y dice todo
así como tu risa recordándome
o el frío de agosto
en la memoria

luego un país y otro y otros cuantos

no es la distancia ni el abrazo
ni el espejo ni el agua ni el recuerdo
sino una distinta forma de mirarte
las ganas de saberte
la caricia


7.
podría o tal vez
del tiempo incierta frase
un pequeño bramido semioculto
como si el viento provocara a los árboles
y allí se encontrasen los principios
las hojas de papel y las medusas


8.
dejaría de andar si me estuvieras
serás siempre
esa forma tan única
de decir que no existe la distancia


9.
ríos anchos y lerdos
como viejos poemas sin sentido
arrinconados al borde de la hoguera
para hacer de todas las palabras el mismo fuego


10.
aunque no ascienda la letra
lo hará su sombra
como un único brillo en los espejos
donde si lo deseas
lo sé
podrás mirarme


4 comentarios:

Martín Bolívar dijo...

Hacer de las palabras el mismo fuego, que lindo, cuando somos pequeñas chispas, minúsculas, microsópicas, de un gran fuego. Te felicito, de todo corazón, como argentino que vive en España hace 21 años, por tu comentario en la página de Félix Soria. Es lamentable que la opinión de rodrigo fino sea algo generalizado entre los argentinos. Cordiales saludos.

Sergio G. Rabadá dijo...

Gracias por tu visita Martín, y espero que te hagas asiduo de este blog. Respecto a Rodrigo te diré que respeto su opinión y que, de acuerdo a mis experiencias de vida, de eso se trata todo. En determinado momento podemos estar muy alejados en cuanto a lo que pensamos, pero la única forma de acercar nuestras posiciones y llegar a comprenderlas es a través del intercambio de ideas y opiniones.

Un abrazo y gracias por tus palabras.

paula dijo...

mi querido sergio:
perdón por tantos días de silencio, es que han sucedido tantas cosas en tan sólo un mes que aún no encuentro el modo de procesarlas. Pero acá estoy nuevamente, disfrutando de tus poemas, de la lectura en general (ese vicio que nunca pierdo) y reencontrándome con mi escritura.
En cuanto a estos poemas: FELICITACIONES, también de corazón!! creo que son una muestra perfecta de lo que denomino "el acierto de la brevedad".
te mando un fuerte abrazo, y te prometo que estaremos en contacto más seguido. Ah! Y gracias por seguir visitando mi blog, tus comentarios son siempre esperados y bienvenidos!!

Sergio G. Rabadá dijo...

Me gusta pasar por tu blog, y me gusta dejar huellas de mi paso porque siempre he visto a los comentarios como una especie de pago que le damos al autor de lo que es bello. Y no es solo que escribas bien, también suelen gustarme los escritores que seleccionas y expones en tu sitio.

Un abrazo.