martes, 5 de febrero de 2008

el reino otro





1.
no duermo
no duermo porque he de hacer el día
no debo dejar tantos hilos sueltos
en manos extrañas
no duermo
clavo mi lengua a la mesa
el dolor me mantendrá despierto
he de hacer el día
hay tantos cabos sueltos
hay tantos vestigios como manchas oscuras
en las axilas de las cosas
no puedo dormir
todo eso desaparecerá y yo también y para siempre
meto vidrio molido bajo mis párpados
y quizás haga un día horroroso
pero todo tendrá su acontecimiento
todo será como debería ser
aunque exude sangre y moscas negras
no duermo
he de hacer
el día
no puedo dejar tantos hilos enredados
en las manos de tantos y tan pocos

2.
la muerte es un acto aleatorio
no hay reglas en ella
después de ella
o antes de ella
todo es un inventado
es detectar la repetición en el gran número
ya que todo tiene un orden si alcanza el infinito
todo se repite
hasta esa mujer
corriendo hacia mí en el aeropuerto
delgado su vestido delgado sobre su cuerpo desnudo
ha de repetirse en alguna historia posterior a mi historia
una historia que solo sirva para agregar extensión al tiempo
pero la muerte
¡ah! mi amor
es un delicado vacío poblado de metamorfosis y elementos
es un ocre paladar húmedo y blando
donde podré
al fin
echar raíces

3.
allí donde voy/allí donde vamos
las manos bien cruzaditas en el regazo
la espalda recta
la vista alzada
¿de qué sirve decir lo que se ha dicho?
en realidad nada ha cambiado
el cielo sigue
la tierra sigue
las cosas se prosiguen con esmero
(puedo oír el ruido de los odios dentro del armario
como delicados trépanos amarillos)
y allí voy/allí vamos
vestiditos de azul como marinos
pensando que tal vez sea este
el último tal vez de este día
juramentándonos para después tener certezas

4.
¿ves el hilo/dogal que baja desde los balcones a la calle?
el dolor se derrite lentamente y es posible verlo
se derrite y cae sobre la calle
como finos hilos/dogales para luego recorrer tantas espaldas
algunos se dan cuenta
otros solo mueren
como muñecas de porcelana rota
todo el asombro en sus sendos ojos
(solo quería jugar
¿por qué entonces esto?)
pero así es el juego
muñecas rotas sobre el pasto
hilos/dogales pendiendo de las rejas
niños comiendo la cena de hace un año
para vomitarla luego en las hamacas
a modo de risa
por supuesto

5.
la celebración íntima de toda masacre
es la visión de los cuerpos en el campo
el recuento es redundante
es la misión de quienes no saben divertirse
como una camisa abierta descubriendo el seno
se goza la visión
más no importan los centímetros ni el orden
ni la cantidad precisa de piel expuesta
por eso
mira
pies/manos/cabezas/torsos
casi hundidos en la tierra hechos trizas
color y calor así es la muerte
tan similar a la vida y tan distinta
o quizás lo distinto son los ojos
la percepción de la sorpresa en los caídos
el olor a mortalidad/a no creerlo
grabado en la apertura de las bocas
en la quietud parcial de los cabellos
y luego
el suspiro de la tierra
la lenta derivación a lo profundo
mientras los visitantes se levantan y despiden

la celebración ha finalizado
no quedan ni migas ni recuerdos

2 comentarios:

carmen dijo...

Sabes, paso todos los días para ver ávidamente que surgió de tí, palabras que llevo luego a la reflexión. Pero a veces me quedo muda pues me da miedo apaciguar el tormento, la locura o la pasión del poeta....y me marcho sin dejar pruebas que vine y ví.
La vida son extraños momentos que bailamos alocadamente..¿Preguntas si la muerte o la vida es lo mismo? Creo que sí....
Me ha encantado...como siempre
Un beso

FUCKING YOUTH dijo...

Hola desde México, apenas de estoy descubriendo, deja saborear más...