martes, 22 de mayo de 2007

desordenado

Imagen: Chema Madoz




te sucedés muy bien en los relojes

y sí
el día es una cafetera siempre llena
gritando para que despiertes

he aquí un simulacro de silencio
se llama “estoy pensando”
¿lo recuerdas?

luego bajarás al supermercado
allí te reirás del lenguaje de las barras
mientras dejas caer un poco más de sensualidad en el canasto
(no puedes evitarlo
es tu perfume)

estoy absurdo
las hojas nacen muertas
los árboles retroceden para darme paso
y una delgada voz me dice que ahora
en este instante tan preciso
lo único que me falta es la manzana

mi sexo tiene tendencia a señalarte
pero también mi carne cuando estalla

¿dónde?

estabas
siempre supe eso
estabas allí esperándome donde las papas en bolsitas
estabas allí esperándome donde la ventana y el viejo desdentado
con una cofia de papel descartable en la cabeza

algunos creen que es bueno ser inciertos
como el vapor de la ducha
pero solo logran empañar su propio espejo
dejan de saberse
y se repiten

yo quiero ir más allá
donde la ignorancia es virtud completa
quiero saberte de nuevo
cada día

¿qué es esa luz sino tus ojos?

enamorado o solo te recuerdo
enamorado y solo estás conmigo
todo es cuestión de perpetuarse
de abrir las enredaderas para sacar luces
que luego colgaré de los teléfonos

¿me llamas?

no puedo atenderte
culpa quizás
del rumor anticipado que hay en cada cosa
cada objeto
que toco y muerdo

pero muéleme como al trigo
una vez harina tu piel será el reposo
y germinaré con olor a pan y mediodía

¿me entiendes?

todo gesto tiene un oyente
un escenario
un color y un aroma

por ejemplo
encender un cigarrillo
bajo el cartel de no fumar en la farmacia

¿necesitaré aspirinas para poder verte?

no lo creo
jamás dueles
solo te extiendes y absorbes lo que tocas
el mundo reside en tus entrañas
y lo sabes

apoya tu pie en mi pecho
deseo el honor de ser el peldaño que te ascienda
para luego arrojarte en el enjambre del instinto
de murmurar por lo bajo
dentelladas

mírame
disparo argucias con mis dedos
toco ahondo exploro hurgo
tecleo
tecleo
tecleo
el secreto es no pensar en que me observas

vino de verano
con el sol y con el frescor de la jornada que termina
con tu mano en la copa de mi sexo
con tu mano circulando por mis ansias
con tu boca bebiendo y susurrando
palabras que palpan y provocan

he aprendido a corroer a los faroles
para darte rasguidos de penumbra

he aprendido a engañar a los semáforos
para que jamás te detengas y me alcances

arroja la navaja en la bañera
arroja la espuma y la nostalgia
que el agua la disuelva y la destroce

por dios mío
me he olvidado

el enigma consiste en tres palabras
yo
te
amo

puedes descubrirlas cuando quieras
solo tienes que mirar como te miro

hazme un nudo
tejeme al vapor que se desprende
de tu piel en las noches de invierno
porque adoro a tu piel cuando respira
nubes
y pájaros

desollame
vestite de mí por la mañana
amame por dentro
pliega luego mi piel en el ropero
pero jamás olvides que estoy
allí
esperándote
para salir
otra vez
por tu sonrisa

¿querés decirme lo que quiero?
el acertijo esta vez son cuatro letras

a vos
es la respuesta

¿adivinaste o lo sabías?

no puedes comprenderme
no puedes entenderme como a un poético gusano
que se alimenta de tus hojas y tu savia

no puedes entender que las mariposas
como pequeñas orejas de colores
te persigan

simbiosis
te parasito y te subsisto
pero también soy lo que precisas

dime
¿aún es de día?
¿estoy dormido?
despertame con tu boca
haceme hoyuelos de caricias en la cara

yo te amo
y te provoco
y te sugiero
que me ames

después de todo alguna vez volverá el frío
y necesitarás de mí para abrazarte
¿te has dado cuenta de que tus manos
no obedecen a otro contorno?
¿te has dado cuenta
ya
que tu piel no se adhiere a la piel si no es la mía?

me gustaría crecer muy despacio
detrás del horizonte de tu espalda

barruntar dioses de voz espesa
que canten con un vaso de whisky
una guitarra
y hagan de vez en vez algún milagro

yo
por vos
multiplico peces
divido el pan en migas inquietas
que luego apelotono en el tejido de la sábana
para que no puedas dormir y me confortes
arrojándome tu insomnio sobre el pecho
tus ganas de vivirme a toda hora

¿dónde dejé el café? esta muy frío
sabe a vos cuando te vas y no me gusta
aunque luego regreses y sea hermoso
tu sonrisa tu abrazo tu caricia
el andar de mis bocados en tu boca

¿aplauden?

¿no hemos cerrado las ventanas?

pasen y vean
la cama siempre dada vuelta
las sábanas retorcidas las almohadas en el suelo

pasen y vean
las huellas de la noche entre las sábanas
el perfume a “te amo” que ellas exudan

¿no te parece hermoso que nada nos importe?

¿donde he dejado mis camisas? en tu escote
en tu espalda sugerida por mi fiebre
en tus piernas atorranteando con las mías

¿ves?
estás hermosa
aunque siempre y cada día cambiés un poco
(no entiendo como logras perfeccionar tanta belleza)

¿si soy tuyo?
¿aún lo ignoras?
mi libertad está donde te encuentras
soy porque sos
porque me miras
porque solo tus ojos permiten
que sepa que es mía esa sonrisa

el enigma solo tiene tres palabras
yo
te
amo

¡qué sencillo describir el universo!

murmurame un poema con tus labios
decime en la caricia
en el contacto

nadie como vos para escribirme
porque antes de saberte no había cielo

los pájaros traen migas en su pico
saben que esta noche tampoco dormiremos

saben que esta noche soñaremos sin descanso

dejame que te diga con mis manos
que me recueste en tu sombra y me ilumine

2 comentarios:

Carmela Viñas dijo...

Espléndido poema, Gustavo, de una sensibilidad exquisita.No sabía que el agua mientras cae en su cascada, hablara...leer tus poemas es escuchar al viento del otoño refugiarse en sus ocres hojas, el seguir el movimiento de las olas hacia el horizonte...es decir, voz lírica y simbiosis con el ritmo universal de las cosas.
Filosofía y sensibilidad,observación e introspección. Profundidad que llega!.
Un beso,amigo mío. Y jamás dejes de escribir.
Carmela Viñas

Sergio G. Rabadá dijo...

Tu comentario me anima a no dejar de escribir ya que uno, cuando escribe, desea alcanzar otros corazones y espíritus y tus palabras me muestran que, de vez en cuando, así lo consigo.

Te doy, entonces, las gracias por animarme a seguir trabajando en este blog intentando mejorarlo a la vez que intento mejorar yo, como escritor, cada día.

Un abrazo desde el alma.