viernes, 11 de mayo de 2007

extracto de Tebas



1.
todavía me es imposible asociar las escobas con el vuelo
por más que lo intento me quedo en el aire
en el desgarbado aire tan perplejo
(son esas las cosas que me ocupan
o preocupan
tanto tiempo)
¿porqué no puedo?
¿porque tendré esa capacidad ilimitada
para limitarme sin remedio?
luego el día
el día que llega y estremece los picaportes
y las veredas que se fugan
y los árboles que crecen otro centímetro
los pájaros que cantan
(¿alguien ha oído cantar a los gorriones?)
(¿los pájaros de la ciudad se quedan mudos?)
debería comprar una heladera
antes que llegue el invierno y me congele

supongo que de nuevo me he perdido...


2.
¿te acordás cuando viendo una película
una cómica
te dije que deseaba hacerte el amor y te reíste?
quizás porque no te conocía
(aunque era la mejor forma de empezar a conocerte)
o cuando me viste desnudo y te sorprendiste
quizás por ser mediodía en pleno centro

sinceramente
te noto extraña cuando no estás conmigo
rara
como ida
y te daría mi número pero en ese caso
¿cómo nos llamaríamos?
el teléfono tiene tantas voces que seguramente
quedaríamos aturdidos y en silencio

quizás fuera mejor que te diera mi edad
para encontrarnos siempre en los cumpleaños

a veces
de verdad
no te comprendo


3.
vería la niebla desprenderse del espejo
si me tocaras
aunque fuese levemente
o como las nubes se retuercen
en un audaz intento de ser nuevas
o tal vez
dejaría de cantar a todas horas
y empezara a hacerlo
allí cuando el momento lo quisiese

y sí
soy algo así como un inédito boludo
pero ¿que importa eso si aún no me comprendes?


4.
a veces me pasan estas cosas
una especie de vacío
de hendija en el cerebro
debería estarme quieto pero en vez de eso escribo
y escribo
y escribo
y luego borro lo escrito o peor
lo muestro
lo leo
y hasta presumo
de esa hendija en mi cerebro
del aumento de la distancia entre las sinapsis neuronales
como para que la chispa no pase
y en lugar de cerrar la quijada
como deberían de hacer todos los burros
abro la boca y rebuzno
a cualquier hora
y vos
que si pudieses dormir estarías ya dormida
posás la mano en mi hombro y me consuelas
ayudándome a volar desde lo alto

creo que a veces te molesto
no se si es verdad
pero parece

(te agradecería que llamases una ambulancia
porque el suelo está frío y no muy blando)


5.
otra noche como esta y me denuncio
porque podría haberte dicho
por ejemplo
¿cambiamos de canal?
o invitarte a palomitas
(nadie las hacía como Picaso
pero increíblemente no se sabe que fuese al cine
ni siquiera hizo una película
como Dalí
por ejemplo
que hacía unas palomitas espantosas)
¿ves ese cuadro con un hombre desnudo?
el hombre soy yo
el cuadro el espejo
pero no te asustes
no entiendo al amor como violencia
sino como un tácito acuerdo entre dos ánimos
y quizás eso no sea muy correcto
viendo como se entiende al amor por estos días
pero dime
¿no te soy simpático?
¿un poco divertido?
¿y si muevo la silla hasta la vereda
y me siento en el arcén hasta que pases
me dejarías una mirada en las rodillas
o solo mirarías mis ojos por si salto?
son esas cosas las que pienso
cuando la fisura en mi cabeza se agiganta
devorando autos
calles
barcos
océanos
para luego vomitarlos en un colapso de memoria
como este
que percibes
mientras vas línea tras línea sin saber si estás muy loca
sin saber si es para vos esto que ahora escribo
o si es para otro o para todos o cualquiera
(un secreto
yo no escribo
son mis dedos
como tampoco pienso por culpa del vacío
y la noche no es tan negra
hay luz en la calle y hay semáforos
y trozos de carbón en las paredes
y chicas y chicos que se rozan
mostrando que la vergüenza ya no existe)
¿porque ríes?
¿porqué es la hora de ir al campo
y te hace cosquillas predecir la hierba?
y yo aquí
te estoy mirando
con una bolsita de cacahuetes
y dos vasos de cerveza desahuciados
y un cucurucho de papel en la cabeza
para recoger las cosas que caen del agujero
(ese es el método ¿no sabías?
las recojo una a una y luego las pego con engrudo
en el primer papel que se cruza por mi hábito
de encender un cigarrillo y tirarme en la vereda
a ver como las cosas me pasan por debajo)
¿cambio el canal o hacemos el amor?
no te rías
el amor es algo serio
aún cuando me comporte alegremente

debería encontrar algún milagro
que te impidiese saber lo que he escrito

pero seguramente voy y te lo muestro
aunque no me desvista por completo

un genio en la fisura y un aplauso
que al mago lo acaban de comer esos dos tigres
que saqué sin querer de su sombrero...

1 comentario:

paula dijo...

Este texto es magnífico, Sergio. En realidad, todo lo que escribís transpira sensualidad en cada verso, e invita a seguir leyendo, a querer más.
Y como si fuera poco, lográs que la gente (o por lo menos yo) se sonría cuando te lee. Con la parte Nº5 de este poema, me hiciste reir mucho. Y eso ya es suficiente para que te quiera seguir disfrutando.
Consulta: quizás me equivoco, pero... tenés un tono muy "argentino" en tu escritura, sos de por acá y te mudaste a la madre patria?
Un beso.
Paula