jueves, 12 de julio de 2007

acervezaciones

1.
yo estoy todavía aquí
pssst <-> pssst
¿sientes como se abren y cierran las puertas del bus?
los sonidos son simétricos
pero no las acciones
¿podés darte cuenta?
porque yo a veces
estoy ciego
y no puedo ver
o entrever
más de lo que hay frente a mí
y con esto no te digo el universo
te digo un edificio abotagado
una calle de adoquines pálidos
unos autos
dos o tres
(quizás cuatro
no me pidas precisiones
esto no trata de lo que es preciso
o inexacto)
¡ah!
una ventana
sigo
un vaso de whisky
unos cd’s baratos
unas almejas recuerdo de Villa Gesell
unos almanaques ya pasada su fecha de vencimiento
dos boletos de lotería que no ganaron
ni perdieron
pero que me permiten soñar con lo que haría
si fuese millonario
eso
es lo que veo
y como verás es tan escaso
teniendo en cuenta todo lo que hay y se ha visto
que más correcto es llamarme ciego que vidente
necio que sabio
pero así y todo
sé que levantás los visillos de la ventana para verme
para darte cuenta
de que yo estoy aquí todavía
aquí todavía
como si el estar o el no estar significara algo
y te diré que por mi parte
sé que aún estás allí
pero que no puedo verte
porque estoy...
cómodamente enceguecido
ignorando todas esas partes del universo
que no me gustan


2.
a veces pienso
(sí
en mí el pensar es la excepción no escrita)
en un torso de mujer que se retuerce
torso en torsión
torso <-> torsión = ¿obsceno?
¿sexo?
¿belleza?
depende del torso
de la torsión
de la mujer
el resultado siempre ha dependido de los factores
no de su orden
por supuesto
el orden es... un precedente
por ejemplo
el cuarto ordenado es un precedente
porque ahora está desordenado
y te he hecho el amor
y me he extasiado sobre tu boca
sobre tus senos
sobre tu vientre
y de aquí
de esto
presumo
que lo desordenado es la satisfacción que se mueve
y lo ordenado es la expectativa de lo inmóvil
y como sabés
amo el movimiento
o al menos
sueles pedirme que me quede quieto cuando duermes


3.
los nombres de mujer son valiosos
(les ruego que me disculpen si parezco...
machista
pero soy un hombre y hablo de la mujer tal y como la percibo)
por ejemplo
laura... suena hermoso
(me encantan los diptongos)
jazmín suena tan agudo
que uno tiene miedo de herirse
pero no recuerdo nombres
de mujer
que sean esdrújulos
quizás porque la palabra esdrújulo
es tan fea
que ninguna mujer ha de asomarse a este acento
pero volvamos
al
principio
de
este
¿hecho?
¿accidente?
¿despropósito?
los nombres de mujer son muy valiosos
porque nos permiten recordarlas
y recordar una mujer
es recordar que alguna vez
amamos la belleza
aunque
ciertamente
mil veces mejor es saber que no hay necesidad
de recordar nada
es mejor saber que la mujer que da sentido a un nombre
está
y no se ha ido
o no se espera
porque eso
significa
que aún sabemos y amamos la belleza
y que la belleza nos rodea y nos refugia
y decime
¿acaso no es cierto
francisca
que con mi nombre es parecido?


4.
tengo por allí un campo abierto
y diez mil luces ahorradas por las dudas
y es que alguna vez se hará la noche
y jamás el día
el día
el día
el día en que nos abracemos
nos besemos
nos cuidemos
ha llegado
ha llegado hace ya bastante tiempo
y nos abrazamos
y nos cuidamos
y nos besamos
pero jamás y nunca quedamos satisfechos
¿por qué el amor será tan ambicioso?
quizás porque es un todo
y los todos suelen ser así
angurrientos (como decíamos de niño
“el que come y no convida...”
eso es la angurria)
y el amor es tan pero tan egoísta
que nos nacen sapos
en la barriga en las manos en la boca
sapos que jamás se tornan príncipes
sapos que jamás podrán ser desprendidos
de tan egoístamente que aparecen
de tanto amor como los crea...


5.
la suerte está echada
es decir
que duerme
y despertarla puede no ser una buena idea
si se despierta con un humor similar al mío
cuando recién
recién
abro los ojos
y el mundo de hoy se viene encima
¿por qué no podré ver despacito?
primero una cosa
luego otra
y no como veo
todo junto y de repente...
eso me saca de quicio
como a las puertas
y como las puertas
suelto el gran slam y me cierro en mí
y gruño
y muerdo
hasta que al fin y al cabo las cosas se acomodan
una a una
en mis ojos
mi memoria del ayer y del futuro
y puedo tomar el presente con los dedos
y hacerle cosquillas en la panza
pensando que...
que todo está resuelto
y que nada queda por hacer
que no esté hecho
o por hacerse
y lo que está por hacerse no queda por hacer
sino que se está haciendo
¿me entiendes?
quizás pero no importa
lo que importa es que estoy despierto
que ya son casi las nueve de la tarde
(no digo de la noche porque aún es casi día
y no ha llegado ni a asomarse algún crepúsculo)
y que no solo estoy enamorado
sino y que también puedo decírtelo

3 comentarios:

Pável dijo...

Un gusto, como siempre; hasta aquí he venido para leer tu poesía.

Saludos

Sergio G. Rabadá dijo...

Gracias hermano por haber dejado una huella de tu paso por aquí y te cuento que, como sabes, recibo tan pocas respuestas a lo que escribo que cada una de ellas, de las que encuentro, me llena de alegría.

Gracias por esta sonrisa.

paula dijo...

Me encantó este poema. Siempre es un placer leerte, y cuando paso varios días sin hacerlo, siento que me perdí de algo bueno(creo que ya te lo había dicho). Asique aquí estoy, gozando, gozando otra vez.
Besos.
Paula