lunes, 30 de julio de 2007

código abierto



1.
solo se recuerdan otros tiempos
jamás este
este tiempo de ahora es
por definición
no recordable
un salto en la memoria hacia el vacío
(y siempre suponemos el vacío hacia delante
como si el atrás estuviera ya repleto)
y yo quiero recordarte a vos que sos ahora
y quiero recordarte sin que pasés al otro tiempo
porque necesito
¿sabés?
tenerte siempre
modulándome a través del permanente
éxtasis
que me sucedes
con solo girar tu espalda o entornarte
en todas las direcciones de la cama


2.
¿que es después de todo?
algunos suponen el silencio
pero me gusta pensar en otras cosas
como por ejemplo
en un retorno por las dudas falte algo
o en contemplarte mientras hacés nuestras maletas


3.
encontrar un exacto momento para todo
no podría hacerlo
tengo un problema de sincronía con el método
y se me escapa el espiral de los relojes
y termino dejando pasar o adelantándome
con ese sano optimismo del idiota
(no te sorprendas si esta noche te saludo
como si jamás hubiésemos estado
esperando
a la vez
distintos trenes)


4.
es la tranquilidad que me procede del poema
por eso escribo
cuando lo hago todo son palabras
y las ganas de decir (te) es lo importante
y ya no hay cuentas
vencimientos
balances de fin de mes
ni abducciones
y todos mis órganos funcionan
y soy hermoso
tan hermoso como vos podés quererme
y deduzco que escribo para decir la paz del día
para creer que los sueños se han cumplido
o para probar el teclado
(que ya es algo
evidentemente
practiquísimo)


5.
he allí la casa
el salón vacío
(aunque es posible llenarlo de memoria
por ser la memoria siempre antes
prefiero dejarla en un costado)
un silla dispuesta y una mesa
una hoja de papel
unos bolígrafos
un poco de pan ácimo
(es decir
sin levadura)
un diccionario abierto en la letra a
(tuve que verificar significados)
y yo conmigo y mi locura
(estoy de fiesta)


6.
no todos los hombres se enamoran
ni todas las mujeres se dan cuenta
(y viceversa)


7.
abriré la ventana cuando llegues
de tanta luz que significas

2 comentarios:

paula dijo...

Me impresiona, francamente, tu capacidad para escribir tanto, tan bien. Todavía no puedo escribir así (ni en cantidad ni en modalidad). Dicen que tengo que aprender a "desplegar-me" más. Más? digo yo, como si no fuera posible, como si pudiera conformarme así de fácil con lo que sale en el primer intento. A veces temo conformarme.
Gracias por compatir tus historias de amor conmigo, y con todos los que pasan por aquí (espero sean muchos).

Sergio G. Rabadá dijo...

Escribes muy bien, te tomará más o menos trabajo pero escribes bien. Mozart y Schubert escribieron, ambos, más de mil obras cada uno, Van Gogh fue uno de los pintores más prolíficos, pero Beethoven que corregía y corregía sus composiciones hasta el infinito, era también un genio. Escribo mucho, es cierto, pero desconozco si lo hago bien, intento cosas nuevas (hace un tiempo atrás nadie me sacaba de los puntos y las comas y las mayúsculas, ahora ya no las uso)y para ver caminos suelo ver lo que hacen los escritores jóvenes, como los de Ikaraku, porque los escritores jóvenes rompen las reglas con una facilidad tan pasmosa que me enseñan y me admiran.

A propósito, el miedo a conformarnos es lo que evita que nos conformemos, así que avanti, jamás dejés de aprender y de leer a esos poetas que tienen la propiedad de hacernos sentir minúsculos, suelen "ajustarnos" la perspectiva.

Un abrazo y suerte.