sábado, 29 de septiembre de 2007

percepciones vagas

Imagen: Mila




1.
¿qué es eso?
luz
¿cómo sabes que es luz?
no sé si es luz
solo sé que le llamamos luz
entonces
¿podría ser otra cosa?
¿podría ser una sombra
por ejemplo?
podría
pero no tendría ninguna importancia
porque entonces
al pensar en la luz pensaríamos en la sombra
y cuando viésemos una sombra no diríamos sombra
sino luz
y así sería entonces la luz
una sombra
¿y todos utilizan las mismas palabras
para decir las mismas cosas?
deberías responder por vos a esa pregunta
me da miedo concluir que amamos diferente


2.
comenzó a subir
era un día fresco y holgado
de esos que sobran
nadie vio el águila
solo yo
pero me fue indiferente
dado que pensaba
por aquel entonces
a todos los monstruos viviendo
en el sótano de mi abuelo
donde él se encerraba para gritarles
aullarles
tal vez golpearlos
(si es que puede golpearse a un monstruo)
pero el águila
fue acercándose
y jamás pudo recuperarse ni el mensaje
ni un hueso tibio o frío
por lo que supuse
se había abierto la puerta del sótano
y pude ver al igual que al águila
a mi abuelo
tendido en el piso de cemento
manoseando el polvo fino
como intentando reconstruir al menos un amigo
pero sin conseguirlo
seguramente


3.
hablamos
vos hablás
me decís que no digo
solo escucho
pero no hay tiempo de decir
solo que no logras comprenderlo
y me duelen los oídos
deseo que escuches lo que no digo
pero no puedes o quieres
y sigues
hablándome
diciéndome que diga
pero no puedo explicarte que no escuchas
todo lo que digo se pierde en el silencio
escuchando el silencio podrías oírme
me duelen los oídos
y vos te levantás y saliendo golpeás la puerta
y yo
aquí
diciendo sin decir que tengas suerte


4.
parece tan fácil
ellos o nosotros
jamás todos
sin embargo
algunos ellos son nosotros y viceversa
algunos nosotros se mezclan con ellos
de la misma forma que dios y el diablo
y por más que parezca tan fácil
sé que no lo es
pero mi sabiduría no es nada más que impotencia
es saber que no podemos evitarlo
y que cada día
al levantarnos
miraremos el espejo
para saber si seguimos aquí
o si ahora ellos
no ya nosotros
y los ellos son nosotros y viceversa
y comenzaremos a decir
nosotros o ellos
de la misma fácil manera en que antes decíamos distinto
nosotros o ellos
jamás todos
y luego otra vez la rutina del espejo
para intercambiarnos
para continuar otra vez la misma charla
solo que en un café distinto
solo que en boedo en lugar de barcelona
o en lisboa en lugar de pekín
aunque no sé si los chinos toman café
porque quizás allí sí tendríamos unos ellos
siempre ellos
jamás nosotros


5.
el dilema es la ausencia total de un motivo
eso evita todo
evita construir y entender un destino
un dios
la ausencia de un dios
sin motivo no hay nada
no hay
digamos
un asesinato lógico
o una supervivencia justa
solo hay
nada más
solo un hay inmenso que nos incluye a todos
eso si y solo si podemos confirmar que no hay motivo
pero solo intentamos confirmar que existe uno
y conseguimos respuestas que parecen valederas
pero solo duran unos años
luego se desechan o quedan allí
para que aprendamos a tener criterio
pero el criterio nos conduce al no motivo
estamos porque estamos
nada más
el dios es un no dios ni siquiera es su ausencia
el alma es otra forma de motivo
jamás comprobada de manera fehaciente
y observo la palabra fehaciente
en un poema
y podría decir
que no hay poema
basándonos en la existencia de la palabra fehaciente
pero hay poema
bueno o malo
lo hay
pero deberíamos antes definir si existe el bueno o malo
o si es todo de acuerdo a nosotros y al motivo
porque no hay nosotros
solo todos
y no hay motivo
ni bueno o malo
todo es un juego
las palabras solo sirven para ordenarlas como fichas
en un tablero tan grande que por eso es invisible

si el que pierde lo patea
nos lucimos...

4 comentarios:

Alejandro dijo...

Hola Sergio.
Mi nombre es Alejandro y soy de Santiago de Chile.
Realmente me gusto tu texto, creo que refleja mucho la percepción de la subjetividad en lo cotidiano.
Espero que estés muy bien.
La música que tienes en tus links está bastante buena.
Cuídate y suerte en todo.
Adiós.

Sergio G. Rabadá dijo...

Estar, estoy bien, hasta que alguien demuestre lo contrario. Desde ya me alegra que hayas encontrado mi blog y que te sientas a gusto en él.

Un abrazo fuerte.

Anónimo dijo...

Tu texto me recordò este que escribiò un buen amigo.


DIVAGACIONES
En los pasajes de una cordura agonizante
se alberga bajo el frío manto de la noche
un espíritu poético,
escarbando en las grietas de la locura,
redescubriendo al eterno escultor de sal,
desgarrando sueños petrificados bajo el sol.
Desesperadas uñas, matices en carmín,
triste resplandor y añoranza del alma,
desperdicio de ideas en paraísos perdidos,
calcinantes, desdoblando el infinito
por entre las opiáceas bocanadas
que penetran como la misma muerte,
en elipse descenderte, esperando,
aguardando al umbral del mortuorio portal
la llegada de la noche,
con una extensa provisión
de sueños y pensamientos cargados de locura,
insana la cordura, espera taciturna,
anacoreta asfixiando entre las manos
una vacía y embalsamada pluma.

TAA (Tu anònima admiradora)

Sergio G. Rabadá dijo...

Es increíble como nuestro pensamiento asocia distintos motivos.

Gracias TAA, un abrazo.